APDHA Huelva critica que se haya producido el octavo incendio en los asentamientos de Lepe en sólo dos años

chabolaHuelva, 19 de abril de 2017.- La Delegación de Huelva de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha criticado que se haya producido, ayer en Lepe, el octavo incendio en dos años, con el resultado de entre 175 y 200 chabolas calcinadas, según han informado el Consorcio Provincial de Bomberos. El concejal de Seguridad del Ayuntamiento del municipio, Bibiano Oria, apuntaba que “no se han lamentado heridos porque las personas que conviven en este indigno lugar estaban trabajando en la campaña agrícola”. APDHA Huelva señala que “hay que agradecer que haya ocurrido en este asentamiento y no en el de Lucena, por ejemplo, donde viven niños y niñas que a esa hora no estarían trabajando”.

En marzo del presente año, UPA (Unión de pequeños agricultores de Huelva) alertaba en rueda  de prensa del déficit de mano de obra para la presente y futuras campañas agrícolas, a la vez que eludía cualquier responsabilidad con respecto a la problemática de los asentamientos chabolistas de inmigrantes en nuestra provincia. Según la UPA “son responsabilidad del Gobierno, la Junta y los municipios, que no pueden seguir mirando hacia otro lado”.

Desde la asociación de defensa de los derechos humanos se preguntan si el sector empresarial “no tiene ninguna responsabilidad” y el por qué se sigue apostando por la “contratación en origen como única manera ideal de ofrecer empleo agrícola” y no se genera entre todos los estamentos implicados un “plan de inserción laboral real e integral con estas personas”.

En este octavo incendio, señala APDHA Huelva, “muchas personas han perdido sus pocas pertenencias y su valiosa documentación. Conocemos las soluciones inmediatas que ofrecerán, una vez más, entidades y asociaciones. El Ayuntamiento, por su parte, abrirá el polideportivo para pernoctar unos días, pero a la APDHA no se le olvida el albergue de Lepe que, por circunstancias que se alejan mucho de las necesidades de la campaña, continúa cerrado y sin expectativas de abrirse. La cruda realidad seguirá presente en Lepe, Moguer, Lucena, etc. Nos debería dar vergüenza, lo decimos una vez más”. La entidad espera que la ‘Agenda 2020’ para la erradicación del chabolismo, que mañana presenta el Ayuntamiento de Lepe, ofrezca “soluciones efectivas y duraderas” y no “medidas superficiales que palien la situación de manera transitoria”.

La APDHA vuelve a reclamar derechos “para las personas que trabajan, cotizan, ofrecen… que simplemente forman parte del entramado productivo agrícola de nuestra provincia” y lo hacen mediante medidas claves como:

  1. La implicación real de todas las Administraciones (locales, provinciales, regionales y nacionales) buscando soluciones efectivas, duraderas, coordinadas e integrales.
  2. Que los espacios de participación, como el Foro provincial de la inmigración, con competencias en estas materias intervengan eficazmente, con actuaciones concretas, dotadas de presupuesto y evaluadas en su ejecución, como así existe en otras provincias andaluzas.
  3. La creación de un plan multidisciplinar que afronte esta grave situación desde una perspectiva amplia, teniendo en cuenta todas las dificultades a las que esta población tiene que hacer frente (acceso al trabajo, vivienda, sanidad, inserción social, situación documental irregular, etc). Las Administraciones serán las responsables de la puesta en marcha de este plan, diseñado y apoyado desde el Foro provincial de la inmigración. En este plan se incluirá la puesta en marcha de una red de recursos en todas las zonas agrícolas que permitan a los/as trabajadores/as temporeros/as no verse obligados a vivir en asentamientos que no disponen de ningún tipo de servicios mínimos.
  4. Reforzar y establecer cauces sencillos para garantizar que estas personas puedan ejercer su derecho a la atención sanitaria (física y mental), derecho a la inserción laboral activa y real, derecho a un alojamiento digno y derecho a disfrutar de un servicio de orientación jurídico-legal.
  5. Garantizar el empadronamiento de todas estas personas en las localidades en las que viven, tal y como establece la Ley. No poder empadronarse dificulta el ejercicio de muchos otros derechos.
  6. Crear un programa de integración con la población local que incida en la sensibilización y concienciación social. Sólo así se podrá evitar la exclusión y criminalización de la población inmigrante y los peligrosos conatos de racismo que se están produciendo. Y también con la población asentada, sensibilizando, mediando, trabajando con ellos otras opciones de vida fuera de la chabola.

Ver en el blog Delegación de Huelva

Comments are closed