APDHA pide una investigación y responsabilidades por la muerte de una porteadora en Ceuta


La organización exige una actuación urgente para gestionar la frontera desde el respeto a los derechos humanos.

porteadoras-webAndalucía, 28 de marzo de 2017. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha emitido hoy un comunicado para reclamar una investigación y que se depuren responsabilidades por la muerte por aplastamiento de una porteadora, a raíz de una avalancha el pasado jueves. Además, exige una actuación urgente que ponga en marcha una gestión de la frontera que respete los derechos humanos.

La joven, de unos 20 años, que era de origen marroquí, deja un hijo de corta edad, y había comenzado recientemente a realizar labores de porteo, una actividad que consiste en trasladar fardos, como equipaje de mano, desde el polígono del Tarajal de Ceuta hasta las localidades alauitas próximas a la frontera, a cambio de una comisión.

Las avalanchas se suceden a diario desde la apertura de la frontera de El Tarajal II, el pasado 27 de febrero, y la asociación viene advirtiendo desde entonces de la importancia de abordar la situación antes de que se produjera una desgracia. La organización visitó justo ayer la frontera y el polígono de El Tarajal y pudo comprobar que el nuevo paso de El Tarajal II pretende invisibilizar el porteo, pero las consecuencias continúan: las aglomeraciones, la violencia a la que se ven sometidas las personas que portan las mercancías.

No es la primera vez que la lamentable gestión del paso fronterizo se cobra vidas, en mayo de 2009, dos mujeres, Zhora y Bushra, de 53 y 32 años, vecinas de Tetuán y Benisiat (Marruecos) murieron asfixiadas en el paso del Biutz, y Zafia Azizi, en noviembre de 2008 en Melilla, por idénticas avalanchas.

La APDHA viene denunciando desde noviembre, a través de la campaña ‘Porteadoras: La Injusticia A La Espalda’ las vulneraciones de los derechos humanos que padecen las mujeres marroquíes. En el informe ‘Respeto y Dignidad para las Mujeres Marroquíes que portan Mercancías en la Frontera de Marruecos y Ceuta, la organización critica que miles de mujeres –y cada vez mayor número de hombres- se ven sometidas a diario a vejaciones, abusos, trato degradante e, incluso, acoso sexual a las más jóvenes, por parte de los cuerpos policiales a ambos lados de la frontera.

El informe detalla cómo las condiciones en las que realizan su trabajo son “absolutamente denigrantes”: las mujeres porteadoras llevan entre 60 y 90 kilos de peso a sus espaldas durante horas a lo largo del recorrido, son insultadas, acosadas y menospreciadas, obligadas a mantener filas y golpeadas si no lo hacen, todo por menos de 10 euros de media al día, aseguran.

El informe de la organización también explica que estas mujeres en verano esperan con frecuencia muchas horas al sol en la playa del Tarajal, sin acceso a agua potable ni a baños públicos y sin sombra que las cobije del intenso calor.

“Es lamentable que esta situación se perpetúe año tras año bajo la mirada impasible de los gobiernos de Ceuta, Marruecos, España y la Unión Europea”, critica Cristina Fuentes, del equipo investigador de la APDHA.

Para acabar con esta situación, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha publicado un decálogo de mejoras en las que se propone la limitación del peso máximo del bulto a 20 kg., la consideración de estas personas como trabajadoras y una mejora general de las infraestructuras, áreas de descanso y servicios para las porteadoras como baños públicos, fuentes de agua potable y sombras. También, señala como imprescindible delimitar las competencias de los cuerpos de seguridad, así como habilitar una aduna comercial entre Ceuta y Marruecos.

 

Comments are closed