} ?> Portal Web Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía
Inicio arrow Comunicados arrow Cárceles arrow Grupo 17 de Marzo y APDHA denuncian ante la Fiscalía la actuación del Grupo Hércules de la Comisaria Centro
Grupo 17 de Marzo y APDHA denuncian ante la Fiscalía la actuación del Grupo Hércules de la Comisaria Centro Imprimir
03/12/2012

Ambas asociaciones han solicitado a la Fiscalía una investigación de oficio ante las denuncias acumuladas por este grupo en los últimos años para comprobar si sus actuaciones se ajustaron al Derecho

 

El Grupo 17 de Marzo y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) han presentado este lunes ante la Fiscalía las diferentes denuncias interpuestas  contra el Grupo Hércules del Cuerpo Nacional de Policía, con el objetivo de que la Fiscalía abra una investigación de oficio sobre dichas actuaciones.

Ambas asociaciones han recopilado desde 2007 nueve denuncias presentadas por 15 denunciantes por delitos contra la integridad moral, lesiones, agresiones y detención ilegal contra 20 agentes de dicha unidad, 3 de los cuales han sido denunciados en más de una ocasión. La Comisaria Centro a la que pertenece este grupo es la que acumula mayor número de denuncias por maltrato, según el Informe de la Coordinadora contra la Tortura.

El Grupo Hércules fue creado para atender las zonas turísticas y se compone de unos 70 policías que patrullan en motos de pequeña cilindrada, con las que pueden adentrarse en las estrechas calles del Casco Histórico. Dicho grupo está especializado en  pequeños hurtos, tirones y otros delitos asociados al turismo, así como los actos vandálicos contra el patrimonio monumental.

Sin embargo, en los últimos años varias asociaciones vinculadas a los movimientos sociales y a los derechos humanos han denunciado actuaciones irregulares del Grupo Hércules en actos organizados por los movimientos sociales, como la reciente manifestación por el Derecho a la Vivienda que se saldó con cinco detenidos, siendo especialmente mediática la detención de una cámara de La Sexta.

Esta última intervención impulsó al Grupo 17 de Marzo a presentar el informe ante la Fiscalía, aunque afirman que se trata de un asunto “que llevamos trabajando durante bastante tiempo y que hubiéramos presentado a Fiscalía antes o después”.  Dicha asociación indica que es “muy difícil” denunciar a la policía. A veces, por problemas de identificación ya que no siempre es sencillo identificar a los agentes. Afirman que el 95% de estas denuncias son sobreseídas según en Informe de la Coordinadora contra la Tortura, y del 5% que llegan a juicio la mayoría acaban en la absolución de los agentes. Los pocos casos que resultan en condena suelen ser finalmente resueltos por un indulto como en el reciente caso de los mossos acusados de agresiones e indultados ante las protestas de numerosos jueces.

El Grupo 17 de marzo indica además que existen otros hechos no recogidos en denuncias interpuestas ante los tribunales donde han participado agentes de policía nacional de la Comisaría Centro de Sevilla y que se han saldado con ciudadanos lesionados por estos agentes como las cargas policiales en el interior del recinto universitario durante la huelga general de 2010 o las diversas cargas que se produjeron en las protestas contra el desalojo del centro social Casas Viejas.


Asimismo, la Oficina de Derechos Sociales también ha denunciado reiteradamente el acoso de este grupo policial a colectivos vulnerables como los inmigrantes o indigentes con numerosas redadas e identificaciones en zonas sensibles como el albergue o el comedor social. Esta denuncia queda recogida en el “Informe sobre Redadas, controles de identidad y vulneración de derechos” realizado por este colectivo y presentado en 2010 al Defensor del Pueblo y al entonces Alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín.

El Grupo 17 de Marzo y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía consideran por tanto que existen indicios más que razonables en estas causas, así como material audiovisual de las actuaciones policiales y partes médicos de los lesionados, para motivar una investigación de oficio por parte del Ministerio Fiscal sobre si se ajustaron a Derecho
las actuaciones de los agentes de policía nacional participantes.

Por su parte la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha indicado que la denuncia “recoge el sentir de la ciudadanía de que la policía no está ahí para defenderlos sino para reprimir” y han afirmado que no se puede actuar “con porras y palos cuando las armas de la gente son las voces y los cánticos”.

 

Sevilla, 3 de Diciembre de 2012


 

 
© Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, 2007 -  Mapa Web -  Diseño web