Migreurop denuncia la violencia y la represión ejercida hacia personas migrantes y refugiadas en Marruecos

logo-migreurop

El mismo día en que el Partido Popular introducía en el Senado una enmienda al Proyecto de la Ley de Seguridad Ciudadana, incluyendo la referencia de que en los rechazos en frontera de las personas que traten de entrar irregularmente en Ceuta Y Melilla se respetará la normativa de derechos humanos y protección internacional, el Ministro del Interior declaraba que “quedará muy claro” que quienes salten las vallas no tendrán derecho a pedir asilo porque “podrán hacerlo en las futuras oficinas a instalar en los pasos fronterizos”. Desde Migreurop recordamos que en cumplimiento de la normativa española, europea e internacional, las autoridades españolas deben garantizar el acceso al derecho de asilo a toda aquella persona que llegué a territorio español ya sea saltando la valla o por puesto habilitado. En ningún caso estas personas pueden ser devueltas de forma inmediata a Marruecos, país que no garantiza sus derechos ni les asegura una adecuada protección. En la madrugada de ayer, las autoridades marroquíes desalojaron de forma violenta los campamentos de personas migrantes y refugiadas de los montes cercanos a la frontera con Melilla. Esto refleja una vez más la preocupante situación en la que se encuentran las personas de origen subsahariano en Marruecos.

Tras lo expuesto anteriormente consideramos que:

  1. El Partido Popular está decidido a seguir vulnerando el derecho de asilo consagrado en la Constitución y en tratados internacionales ratificados por España.

  2. La apertura de las nuevas oficinas no puede servir de excusa para legitimar las devoluciones ilegales de las personas que entran por la valla de Ceuta y Melilla. Estas devoluciones son contrarias a la normativa vigente y se debe poner fin inmediato a las mismas.

  3. La cooperación de España y la Unión Europea con el gobierno marroquí para blindar la frontera Sur está provocando graves vulneraciones de los derechos de las personas que tratan de acceder a la Unión Europea.

Por todo ello, las entidades de Migreurop denunciamos la violencia y la represión que se está ejerciendo hacia las personas migrantes y refugiadas en Marruecos, y exigimos que se respeten los derechos humanos de las personas migrantes y potenciales refugiadas que llegan a Ceuta y Melilla a través de la frontera sur.

11 de febrero de 2015