Comunicado de APDHA Cádiz en apoyo al comedor de ‘Amigas al Sur’

Cádiz, 4 de junio de 2020.

Nuestra actividad como Asociación pro Derechos Humanos no está enfocada principalmente en las labores asistenciales. Nuestra opción ha estado tradicionalmente dirigida a que todos los ciudadanos y ciudadanas tengan cubiertas sus necesidades más básicas, ya sea la vivienda, los suministros esenciales y naturalmente, la alimentación. Es un derecho universal que esta asociación se encarga de recordar permanentemente a la sociedad.

Sin embargo, reconocemos el esfuerzo de colectivos hermanos que pelean cada día para que se mantenga la dignidad de las personas que no tienen acceso a esas necesidades vitales, sobre todo algo tan primordial como una alimentación digna. Últimamente, y como consecuencia de la pandemia, muchos de estos colectivos han tenido que redoblar los esfuerzos para atender las múltiples carencias que la ciudadanía gaditana tiene y que nos tememos irá a más, si se consolida la crisis económica que viene.

Es el caso del comedor que la Asociación Amigas al Sur tiene en una de las barriadas más vulnerables de la ciudad. Un comedor social muy asentado en su barrio, donde tiene el reconocimiento de sus vecinos y vecinas por la encomiable labor que realiza desde hace años. Hemos podido constatar que atiende cada día a más de 400 personas y que lo hace además manteniendo un extraordinario respeto por la dignidad de las personas que allí acuden. Su actividad se encuentra muy lejana a los estigmas vinculados a la caridad como sucede con algunos otros colectivos.

En Amigas al Sur se conoce a las personas a las que atiende y sobre las que se trata de realizar una atención personal, muchas veces más allá del hecho de procurarles una comida. Salvaguardando siempre la dignidad como principio.

Sin embargo, queremos denunciar que existe un interés político por dañar la excelente imagen que esta asociación y su comedor tiene en la ciudad. Hemos conocido la presión que se está realizando sobre el trabajo que estas gaditanas y gaditanos de bien están realizando.

En primer lugar, por parte de las propias instituciones, cuyo objetivo debería ser precisamente que este tipo de comedores no fueran necesarios, procurando que las personas pudieran tener esas necesidades cubiertas. Muy al contrario, hemos podido comprobar que se dificulta su práctica diaria con múltiples trámites y trabas.

En segundo lugar, por la intoxicación que provocan determinados colectivos muy específicos en la opinión pública, cuyos objetivos e intereses en esta intoxicación no logramos comprender.

Queremos invitar a la opinión pública a conocer el trabajo del comedor de Amigas al Sur, como hemos hecho nosotros desde la APDHA. Déjenlos trabajar y facilítenles los medios personales y materiales que necesitan para poder desarrollar su excelente labor.

Nosotros seguiremos trabajando para que estos comedores no sean necesarios, mientras tanto, vaya nuestro ánimo y nuestro apoyo hacia ellos y ellas; lo merecen.

VER COMUNICADO EN EL BLOG DE CÁDIZ

Comments are closed