APDHA denuncia el recorte de derechos a personas refugiadas y migrantes en Italia

Duplica el plazo de detención de solicitantes de asilo y les priva de la asistencia jurídica gratuita

Andalucía, 26 de septiembre de 2018.-

CC BY-NC-ND 4.0 © European Union 2017 – European Parliament

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) denuncia el recorte de derechos a solicitantes de asilo y migrantes en Italia tras la aprobación el pasado lunes del conocido como Decreto Salvini, que en opinión de la organización, “supone una criminalización hacia la población refugiada y migrante y reduce de manera drástica su protección”.

La medida, justificada por el ministro del Interior, Matteo Salvini, como “un paso para […] combatir a los mafiosos y a los traficantes de personas”, está dirigida según la asociación a hacer más estrecho el camino a las personas refugiadas y migrantes, ampliar su detención (de 90 a 180 días) y expulsión, y minar su protección, una protección que está amparada por el Derecho Internacional de Asilo.

El decreto, que versa sobre seguridad e inmigración, ha querido relacionar ambas ideas de manera intencionada, explica la APDHA, “colocar a las personas migrantes la etiqueta de delincuentes, presentarlas como una amenaza para que el recorte de derechos sea aceptado por la ciudadanía”. Si como es previsible, el decreto ve la luz, se eliminará el derecho a la asistencia jurídica gratuita para las personas solicitantes de asilo y no se permitirá la entrada en Italia a ningún extranjero expulsado de otros países de la zona Schengen.

Es evidente, plantea la APDHA, que con este decreto se da “una respuesta criminal a una cuestión social, además, las normas están orientadas a desmantelar aún más el ya frágil y precario sistema de acogida italiano” y a penalizar la manifestación ciudadana, al introducir el encarcelamiento de uno a seis años para cualquiera que bloquee u obstruya una carretera.

Por último, está prevista una ampliación del uso de medidas preventivas y privativas de libertad amparándose en la mera sospecha hacia una persona. Ya el año pasado, Italia recibió una condena por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por el uso excesivo de estas medidas.

Respecto a la urgencia y la necesidad aducida por Salvini para justificar sus duras medidas en materia de seguridad, la APDHA sostiene que “la situación no es tal, ya que en los últimos años la tasa de criminalidad en Italia lejos de aumentar ha disminuido”. De hecho, explica la asociación, junto con España, Suiza, Polonia y Austria, Italia tiene una de las tasas de homicidio más bajas del continente europeo: 0,7 homicidios por cada millón de habitantes.

Por último, el decreto es susceptible de declararse inconstitucional, ya que entre otras cuestiones revoca el estatus de solicitante de asilo, prevé la retirada de la ciudadanía y la expulsión inmediata de los condenados en primera instancia por ciertos delitos, vulnerando la presunción de inocencia que debe garantizarse mientras la condena no sea firme.

Comments are closed