APDHA Granada reclama al PP y a Ciudadanos responsabilidad política para no fomentar el discurso del odio

Recuerdan que a la religión musulmana la ampara el derecho a la libertad de manifestación religiosa al igual que a la católica en la Semana Santa

 

Granada, 12 de junio de 2017.- La delegación de Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha tildado de políticamente irresponsables y que fomentan el discurso del odio las declaraciones vertidas en los medios sociales por ciertos líderes de grupos políticos, contra el acto que la comunidad musulmana celebró el pasado sábado, acompañada por el Ayuntamiento de Granada y por la Fundación Euroárabe, para invitar a todas las personas que lo desearan en la ruptura del ayuno del Ramadán.

Para la APDHA, lo que debió ser valorado o al menos respetado como una manifestación de personas que, en el derecho de sus libertades fundamentales, celebran un acto religioso, ha sido calificado como una “ofensa a la Inmaculada y, por tanto, a los granadinos” y ha sido utilizado para prender una mecha entre colectivos minoritarios dando alas a la islamofobia y al odio al diferente.

La APDHA recuerda que el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos  defiende y protege la libertad de religión de las personas, e incluye la libertad de manifestarla individual y colectivamente, tanto en público como en privado, tal como hace la religión católica en sus procesiones todos los años.

“Granada no merece que ciertos grupos políticos utilicen una fiesta de convivencia interreligiosa para fracturar a la ciudadanía y legitimar el discurso del odio”, afirma la APDHA, que considera por el contrario vital entender que “solo el respeto y el conocimiento mutuo es el camino hacia la  construcción de una sociedad diversa, pacífica y exenta de fanatismos en la que quepamos todas las personas”.

Con manifestaciones religiosas como estas, “recuperamos, por un momento, la tradición histórica de armoniosa coexistencia religiosa en Granada mostrando que hoy en día, afortunadamente, también conviven múltiples maneras de entender todas las espiritualidades”, argumenta la organización, que añade que “una sociedad sana tiene que ser capaz de asumir en su seno a las diferentes expresiones de diversidad que conviven en la misma. La impresión de uniformidad implica siempre que se acalla la voz de quienes piensan de otro modo”.

Por ello, la delegación de Granada de la APDHA reclama la condena de la ciudadanía y las instituciones públicas a las declaraciones de estos partidos que no hacen otra cosa que sembrar el odio. Más que interpretar fiestas de convivencia interreligiosa como la acaecida el pasado sábado desde la cerrazón y el fanatismo, apuntan, han de ser traducidas desde la celebración de la diferencia, como elemento enriquecedor de la ciudad, respetando el artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que afirma que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y en derechos.

Comments are closed