APDHA Granada y la Asociación Primero Vivienda denuncian el cierre del Centro de Alta Tolerancia para personas sin hogar

Exigen soluciones inmediatas para las más de 200 personas sin hogar que habitan las calles de Granada

 

Granada, 22 de marzo de 2018. La delegación de Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y la Asociación Primero Vivienda han mostrado hoy su indignación por el cierre del Centro de Alta Tolerancia (CAT) puesto en marcha por el Ayuntamiento de Granada el pasado 22 de diciembre. El clausura de las instalaciones se produce el mismo día en que las organizaciones se concentran en la plaza del Carmen por la muerte de Teresa, la mujer sin hogar que falleció en Granada el pasado 12 de marzo.

Para las asociaciones, el centro supone una alternativa para las personas sin hogar a pesar de contar con condiciones inadecuadas e insuficientes. Además, las limitadas plazas del albergue y algún piso de acogida de diferentes ONG hacen claramente insuficientes los medios ofrecidos para las personas sin hogar en Granada.

En la actualidad, “más de 200 personas siguen viviendo, durmiendo y en ocasiones muriendo en la calle, sin que las instituciones competentes sean capaces de ofrecer soluciones efectivas”. La única solución digna sería, en opinión de la APDHA, la Asociación Primero Vivienda y otras ONG que acompañan y atienden a estas personas, que “tal como establece la Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos, se facilite por parte de los poderes públicos una vivienda digna, dado que existen en la ciudad, numerosos inmuebles vacíos en manos de las instituciones, la Iglesia y los bancos”.

Para hacer esto posible, apuntan, es imprescindible que los diferentes grupos políticos asuman como prioridad la recuperación de viviendas vacías disponibles, aprueben los nuevos presupuestos e incluyan en los mismos las partidas suficientes para afrontar con eficacia y celeridad, “de una vez por todas”, la erradicación de esta injusta situación. “Es indignante que pasen los años y sigamos oyendo las mismas promesas mientras perdura la situación de vulneración de los derechos de estas personas”, señalan, mientras reclaman no caridad sino justicia.

 

Comments are closed