APDHA Huelva lamenta la muerte de un joven en el incendio del asentamiento de Lepe

Foto: Incendio en un asentamiento de Lepe en 2021. (APDHA Huelva).

Critica la falta de implicación de las administraciones para acabar con la infravivienda

Huelva, 22 de abril de 2022.

El martes de la semana pasada vivimos de nuevo el horror de una muerte más, ocasionada por el fuego en uno de los asentamientos chabolistas de la provincia, esta vez en el municipio de Lepe. Otra muerte anunciada dada la inseguridad que una chabola ofrece. Ha muerto Mohamed, un joven marroquí de 24 años que como todas las personas que migran a trabajar, esperaba poder cambiar su calidad de vida. Además de esta trágica muerte, están las personas heridas y desalojadas que pierden lo poco que tienen.  Pero lo peor de todo es que sabemos que no es la última tragedia que sucederá, ya que esa es la lógica de la precariedad y del riesgo que supone la vida en las chabolas de los asentamientos.

Resulta irónico que este lamentable hecho se produzca tan solo dos semanas después de que en Huelva se celebrara la “I Jornada de reflexión sobre el entono agrícola onubense”, a la que asistieron numerosas personas de diversos ámbitos y contextos geográficos, que reivindicaron seguridad, dignidad y acceso a derechos, entre otras cosas, para las personas que trabajan en campañas agrícolas como las de Huelva. Paradójica, la nula participación de los responsables locales de participación ciudadana.

Solicitamos, una vez más, al Ayuntamiento de Lepe, en este caso y de otras poblaciones agrícolas, como institución más cercana, su implicación en la resolución de esta situación, convocando a su vez a todas las instituciones competentes ante la gravedad de este hecho.

Es apremiante urgente la creación de espacios temporales, pero sobre todo soluciones habitacionales dignas y en cantidad suficiente para la afluencia de personas que las campañas agrícolas requieren.

Reivindicamos también la dotación de suelo, presupuesto y una calendarización concreta, real y a corto plazo para poder ponerle solución al riesgo y a los accidentes como el de ayer en el asentamiento de Lepe. También el empadronamiento, obligatorio y efectivo de estas personas, vivan donde vivan, como lo recoge la normativa vigente.

Un cambio en la ley de extranjería que impide la regularización de las personas migrantes y  que las condena a vivir excluidas de la sociedad hasta el extremo, como hoy reivindicamos con la muerte de Mohamed, en riesgo de sus propias vidas.

Apelamos no solo a las instituciones, sino a la población en general a tomar conciencia de esta situación insostenible y crear espacios seguros donde puedan vivir las personas que vienen a trabajar en los campos de la provincia. Hoy no se esperan reacciones significativas de solidaridad, acompañamiento y ofrecimiento de techo y protección, solamente las de organizaciones que están en el sector, y no sabemos por qué no.

banner haste pro derechos

Comments are closed