APDHA Sevilla advierte sobre el conflicto social que se producirá en la ciudad si no se toman medidas urgentes y contundentes

  •   La orden del confinamiento no tiene sentido para las personas en exclusión si no va acompañada de la atención a las necesidades básicas vitales

Sevilla, 20 de marzo de 2020.- Desde la Delegación de Sevilla de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA Sevilla) queremos advertir a las administraciones públicas de la responsabilidad que tienen en atender a las personas en exclusión, o en riesgo de esta,  siempre y mucho más ante el estado de alarma decretado.

Entendemos que “quedarse en casa” y sólo salir para algunas cosas como trabajar o comprar es una quimera para quienes no tienen casa, ni trabajo ni con qué comprar. Por eso exigimos que para poder hacer el necesario aislamiento de la población y poder frenar el coronavirus se tenga en cuenta las diversas situaciones sociales que se dan en nuestra ciudad y que muchas de ellas se concretan en no tener lo básico para vivir. 

Muchas familias malviven de la venta ambulante, mercadillos, recogida de chatarra, etc. Otras de trabajos precarios, con unas pocas horas dadas de alta, de la asistencia a domicilio por horas, pequeños trabajos en la economía sumergida, mayoritariamente porque no encuentran o no se les facilita otra opción. Con el estado de alerta, les suspenden su escasa y vital actividad laboral o se ven obligadas a quedarse en casa al no poder justificar su salida a trabajar, con lo que pierden ingresos, muchas veces únicos y sin disponer de otro soporte familiar. Y no se pueden acoger a los ERTES o paro retribuido. Entendemos que debe implementarse la Renta Básica con carácter inmediato.

Los Servicios Sociales de nuestra ciudad, como hemos denunciado en muchas ocasiones, estaban totalmente colapsados por los recortes en personal y recursos. Dirigirse telemáticamente a las administraciones es difícil para quienes tienen los medios y las capacidades. Se convierte en un imposible, en muchos casos, para las personas en exclusión, que vuelven a quedar en el más absoluto abandono.

Somos conscientes de que hay comportamientos incívicos que afectan a una parte pequeña de la población. Estos comportamientos irresponsables se dan también en las zonas de exclusión y en ningún caso deben servir para estigmatizar a estas personas empobrecidas y que tienen, por lo general, comportamientos ejemplares teniendo en cuenta las condiciones en las que malviven.  Sería un error intentar solucionar con represión policial los problemas de convivencia que se darán. Es necesario y urgente atender a las necesidades de la población más vulnerable con la pedagogía del amparo económico, social y político.

No es tolerable para una ciudad que una parte importante de ella tenga que enfrentarse al coronavirus y a las medidas excepcionales del estado de alarma en la calle, en chabolas, en infraviviendas, sin acceso a los suministros básicos y sin una renta básica que le permita los mínimos vitales. Las administraciones, hoy más que nunca,  no pueden mirar para otro lado y tienen que estar presentes atendiendo en el sitio concreto a las personas vulnerables.

VER COMUNICADO EN EL BLOG DE SEVILLA

Comments are closed