APDHA Sevilla exige la normalización del servicio de pediatría en los Centros de Salud

  • Denuncia el recorte y abandono generalizado que padecen los barrios populares de Sevilla
  • Es el Estado quien tiene que garantizar el derecho a la salud de la ciudadanía reponiendo y contratando al personal necesario
  • La prestación del servicio de pediatría no puede esperar

Sevilla, 14 de enero de 2022-. Vecinos y vecinas del distrito de Cerro- Amate denuncian que no tienen servicio de pediatría en su centro de salud, debido a los recortes en sanidad. El próximo sábado, 15 de enero, a las 12h, la Plataforma Vecinal Cerro-Amate con el apoyo de Barrios Hartos, ha convocado una concentración para exigir la reposición inmediata de los pediatras y contra el proyecto del cierre del Centro de Salud de Amate.

Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA Sevilla) nos sumamos a la manifestación y llamamos a la ciudadanía a que se movilice en defensa de sus derechos.  La sanidad pública de calidad, al igual que la educación pública en su competencia, constituye un garante de cohesión social y de equidad que persigue la promoción de la salud, así como el tratamiento y el cuidado de las personas enfermas.

Lo que se pretende con el ambulatorio del Cerro no es un caso aislado. Se encuadra dentro del recorte de servicios y abandono generalizado que padecen mayoritariamente los barrios populares de nuestra ciudad. Por ejemplo, igual medida se está tomando en Torreblanca obligando a sus vecinos y vecinas a desplazarse al Centro de Salud de Sevilla-Este para la atención pediátrica.

El deterioro progresivo de la sanidad pública es un hecho constatado a diario en nuestros barrios, que ha tenido su culmen en la reciente no renovación de 8.000 contratos sanitarios temporales pese al colapso que sufre la sanidad en general y la atención primaria en particular por la crisis del coronavirus. El  exiguo personal sanitario existente es incapaz de hacer frente a semejante presión y demanda. La situación se hace insostenible: centros de salud abarrotados, atención primaria desbordada, urgencias saturadas, y aplazamiento continuo de diagnósticos, tratamientos e intervenciones quirúrgicas. Todo parece responder al desprecio de los sectores populares y de las personas más vulnerables -principales usuarios de estos servicios- y al respaldo del negocio de la sanidad privada y a quienes pueden pagársela.

Por ello APDHA recuerda que es el Estado quien tiene que garantizar el derecho a la salud de la ciudadanía, por lo que exige que se realicen sin más dilaciones las contrataciones y sustituciones necesarias para que restablecer la normalidad en todos los servicios sanitarios públicos de Sevilla.

Al mismo tiempo esperamos que la Delegación de Gobierno haya reflexionado sobre la injustificada y desmedida represión ejercida contra la concentración vecinal pacífica del 13 de diciembreque reclamaba la contratación de pediatras en Amate. Y que consecuentemente con ello extreme el control evitando los excesos y desproporción en la acción policial, máxime cuando la protesta vecinal está amparada por el derecho constitucional de manifestación.

Esta violencia policial ejercida de forma cada vez más habitual contra los sectores más castigados por la crisis, encuentra su amparo en la Ley Mordaza, por lo que la APDHA reclama la derogación de esta ley, “cuya única función real es la de reprimir el derecho de expresión y manifestación amedrentando a las personas que ejercen su legítimo derecho a la protesta”.

VER COMUNICADO EN EL BLOG DE SEVILLA

banner haste pro derechos

Comments are closed