• Síguenos en Redes Sociales

Ante una patera símbolo de fronteras que matan, la APDHA con el inestimable apoyo del Ayuntamiento, organizamos del acto del Día de los Derechos Humanos

La caleta,el campo de las balas, el castillo de Santa Catalina…. Un lugar altamente simbólico el elegido por el Ayuntamiento para exponer la patera que arribó a Cádiz extraviada entre mares procelosos. Llegó a la Playa de la Victoria el 4 de noviembre y decenas de sus ocupantes lograron burlar afortunadamente la vigilancia de la policía española.

Una patera que testimonia los cambios que se están produciendo en los flujos migratorios, tras los acuerdos vergonzosos con Turquía y los aún más canallas realizados con Libia. Mucha gente vuelve a mirar al Estrecho y Mediterráneo occidental para poder huir del hambre, la miseria, la guerra o la persecución….

Dejar esta patera, tal cual, con sus mas de seis metros, en la caleta, ante el Castillo de Santa Catalina, ha sido todo un gesto y un símbolo. Símbolo que ha sabido captar el acto que esta tarde, allí, ante aquel monumento a la ignominia, desarrollamos la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía

Un acto que ya trascendía la denuncia de la tragedia del estrecho y se elevaba para denunciar la vulneración de unos derechos que proclamados en 1948 pro la ONU y recogidos por nuestra Constitución de 1978, son tan papel mojado como la piel de quienes se subieron a esta patera que allí exponíamos.

Nuestra compañera Cristina no pudo sino empezar precisamente por pedir un minuto de silencio por Raul, otra persona sin hogar mas que ha muerto estos días atrás en nuestra ciudad. Tras señalar el sentido del acto y su simbolismo, fue el alcalde quien con su intervención renovó el compromiso del ayuntamiento que preside para comprometerse en enfrentarse a una realidad que diariamente nos sacude, y en general con los derechos humanos, cuya responsabilizad es mucho mayor desde las instituciones.

En la intervención del amigo Abdeljhalak El Hamduchi, presidente de Pateras de la vida de Larache, nos resultó entrañable recordar  (con el apoyo en la traducción de Luisa) los muchos años de colaboración en común por los derechos humanos. Que hace nada menos que 17 años que estamos trabajando juntos por la dignidad entre las dos orillas

Para quien esto escribe fue muy significativo que fueran 36 organizaciones sociales gaditanas las que leyeran -dinamizadas por nuestra compañera María- uno a uno los artículos de la declaración universal, demostrando el amplio apoyo social que tiene en realidad la lucha por la justicia y los derechos, que ojala supiéramos plasmar en mayores cotas de exigencia, unidad y reivindicación ante quienes nos lo niegan todo.

Leyeron los artículos

Marea Blanca
Federación AA.VV.  5 Abril
Liga de la Educación
Liga defensa derechos humanos Argentina
Alendoy
Asociación Intercultural Amazonas
Asociación Amigas al Sur
Asamblea Feminista
Asociación de la Prensa de Cádiz
Asociación Economía del Bien Común
Autonomía Obrera
Calor en la Noche
Marea de Pensionistas
Cáritas San Francisco Javier
Asociación Cardinj
Inmigrante  camerunés
Federación de Peñas Caleteras
Colectivo CEPA
Mujer Gades
Club Caleta
Colegio de Trabajo Social
Comité Oscar Romero
Coordinadora de ONGs Desarrollo
Ecologistas en Acción
Consumidores en Acción – FACUA
Comisiones Obreras
Sindicato Andaluz Trabajadores – SAT
Hermandad Obrera Acción Católica- Hoac
Iguales en Acción
Mujeres de Acero
Unión Trabajadores Enseñanza – USTEA
Unión General Trabajadores – UGT
Confederación General Trabajo CGT
Marea Verde
Mesa por el Empleo
Plataforma Afectados Hipotecas

Dos broches de oro, dieron cierre a este hermoso acto. Por un lado una intervención preciosa del Libi, que no nos resistimos a transcribir aquí:

Amigos, compañeras.

No sabemos si intentaron llegar buscando el paraíso pero lo que parece cierto es que salieron huyendo de la pobreza, de la guerra, del  infierno o simplemente de un espacio en el que los sueños no tienen cabida.

No sabemos si vienen buscando el paraíso pero lo seguro es que no tienen papeles ni aunque los paguen con el alto precio de la vida.

Los dueños de los papeles y de  los paraísos ya les condenaron  como si  por sus bocas hablaran los dioses y la ley:

«Ni por tierra ni por agua encontrarás el camino que conduce a nosotros, los hipebóreos»; ya Píndaro supo esto de nosotros. Más allá del norte, del hielo, de la muerte, nuestra felicidad…

Hombres, mujeres y niños se echaron en una barca al mar. ¡Quién sabe qué muerte fría…!

Pero que sepan las leyes y los poderosos que en esta orilla hay mujeres y hombres que no cierran los ojos al dolor ajeno.

Que somos hombres y mujeres que tenemos memoria de otros mares y puertos, que sabemos que esta es la tierra que acogió a nuestros mayores, que somos el resultado de cientos de pueblos viajeros, exiliados, emigrantes, esclavos, comerciantes… aventureros; en fin, un pueblo sabio.

Que hoy, frente a esta barca, recordamos a los muertos sin nombre.

Hermanos de la estiba, ajustad bien la carga, ¡Qué no se caiga al agua ni un derecho!

Hermanos cordeleros, hermanas tejedoras. ¡Que las velas sean fuertes a los vientos y los cabos resistan a los temporales!

Porque hoy, en esta barca, depositamos aquello que nos hace reconocernos como seres humanos: Una Declaración Universal y nuestro compromiso por la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad

Finalmente, el broche de oro total lo puso la canción que nos ofreció en Coro de Primaria del Colegio de San José. Gracias a Eva y gracias a los niños y niñas. Fue verdaderamente precioso.

El compromiso es que tenemos que seguir, que falta mucho, que todas las ayudas son pocas. Ahí nos encontrareis a la gente de la APDHA y os animamos a acompañarnos

Video de su actuacion: https://youtu.be/KqHVoDzBmQc

 

 

 

Los comentarios están cerrados.