Comunicado por la detención de Natanael Bello

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía – APDHA quiere expresar su preocupación por las actuaciones policiales en relación a la detención de Natanael Bello acaecidas la pasada madrugada del 1 de marzo.

Según el relato de Natanael, una simple parada para descansar frente a la escultura del pájaro-jaula, situada en la Plaza de la Constitución durante su regreso a casa, fue el detonante para una cadena de actuaciones que creemos cuestionables por parte de la Policía Nacional. Se trata primero, según el afectado, de una actitud agresiva de los agentes de la PN que acabó con su detención y retención en la comisaria durante horas. Posteriormente tuvo que ser trasladado a urgencias del Hospital Puerta del Mar por dolencia cardiaca. Tras el alta médica fue puesto en libertad por la propia Policía Nacional.

Resulta paradójico al menos, cómo los ciudadanos y ciudadanas pueden convertirse en sujetos sospechosos por permanecer en las proximidades de una escultura que pretende simbolizar la libertad, en la misma plaza de la Constitución. También parece preocupante cómo las actitudes desarrolladas por parte de los miembros de la policía que se acercaron a identificar a Natanael, están cargadas de tensión, brusquedad e incluso violencia física, tal y como constatan los informes médicos.

Por ello, demandamos al Subdelegado del Gobierno en Cádiz una investigación exhaustiva de los hechos, así como explicaciones sobre los motivos que pudieran justificar debidamente las acciones desarrolladas por la unidad de la policía nacional que intervino en la detención y custodia de Natanael Bello.

Nos gustaría llamar la atención sobre la deriva represiva que estamos viviendo a nivel estatal y en Cádiz en particular. Nos preocupa a creciente generalización de un status de “persona sospechosa” hasta que se demuestre lo contrario, considerando a la ciudadanía como enemigos a los que hay que reprimir de manera preventiva.

Aunque es evidente que no faltan motivos en la ciudadanía para el descontento, solo hay que mirar las cifras de desempleo y exclusión de la localidad, se equivocan los gobernantes que nos convierten en potenciales delincuentes, simplemente por estar dispuestos a ejercer nuestros derechos.

Cádiz 6 marzo de 2015

Los comentarios están cerrados.