Concentración Antirracista Puerto Real

El pasado jueves 10 de septiembre, un vecino de Puerto Real fue disparado en la cola de Servicios Sociales. Tuvo que ser trasladado en ambulancia y escoltado por la Policia Nacional al hospital para ser curado de las heridas sufridas. El mismo día, la comunidad senegalesa denunciaba que otra persona más había sufrido el mismo episodio, pero no lo había hecho público anteriormente por miedo. Desde APDHA acompañamos a los dos chicos a interponer la denuncia y manifestamos nuestro apoyo y repulsa ante tales hechos.

La comunidad senegalesa convocó para el lunes 14 de septiembre una concentración antirracista en la puerta del Ayuntamiento de la localidad, apoyada por APDHA y Puerto Real Solidaria donde Ibrahima leyó el siguiente manifiesto en representación de sus compatriotas:

Buenas tardes, queremos comenzar agradeciendo a todas las personas que estáis hoy aquí, y en especial a la ciudad de Puerto Real por todas las muestras de solidaridad que estamos recibiendo en estos días.

Dos de de nuestros compañeros han sido disparados con una pistola de aire comprimido, uno de ellos el pasado jueves,  teniendo que ser trasladado al hospital por las heridas causadas.

Queremos dejar claro que este hecho, causado por una persona, no tiene nada que ver ni con la actitud ni la manera de ser con nosotros de nuestros vecinos y vecinas. La villa de Puerto Real siempre nos ha acogido y se ha mostrado solidaria, demostrándolo una vez más sobre todo en estos meses en los que durante el confinamiento muchos de los que estamos aquí pasamos tan duros momentos.

Pero hechos como este, a pesar de ser un caso aislado y últimamente cada vez más frecuente, es el reflejo del racismo y la xenofobia que cada vez se está extendiendo en muchos lugares del mundo, y últimamente en España, fomentada por algunos grupos políticos de la extrema derecha.

Al igual que somos personas agradecidas, somos personas que vamos a seguir luchando por nuestros derechos. Por eso estamos hoy aquí, para mostrar nuestra indignación por los hechos ocurridos, porque no son fruto de la casualidad sino de ataques a nuestra comunidad y que estos hechos, pueden constituir delitos de odio.

Del mismo modo, volvemos a dar las gracias a todas las personas presentes porque conjuntamente no vamos a tolerar más manifestaciones racistas y menos en esta sociedad a la que pertenecemos y de la cual estamos muy orgullosos.

Desde APDHA, nuestra compañera Cati leyó el siguiente manifiesto:

En APDHA y como no podía ser de otro modo apoyamos las reivindicaciones de la comunidad senegalesa de Puerto Real y condenamos rotundamente los hechos acontecidos por dos ocasiones, una muestra de intolerancia y racismo extremo hacia nuestros vecinos y vecinas.

No son pocas las manifestaciones racistas y xenófobas que estos días están siendo visibilizadas no sólo en nuestra localidad, sino también en todo el estado español y que son fruto de un odio hacia la diversidad, promovida y alentada con sus bulos y datos falsos por la extrema derecha. Nos quieren hacer creer que este tipo de atentados están perpetrados por individuos con alguna enfermedad mental pero sabemos que sólo tienen el único objetivo de destruir la convivencia pacífica de la que disfrutamos desde hace muchísimos años.

Rechazamos enérgicamente todo tipo de manifestación racista y seguiremos denunciando, ya que intentan empañar la mayoritaria actitud solidaria de la ciudadanía y para muestra un botón: durante el estado de alarma la villa de Puerto Real se volcó de manera encomiable ante la situación de vulnerabilidad de la comunidad senegalesa, hecho que desde APDHA agradecemos profundamente y que ha permitido estrechar vínculos y visibilizar el compromiso por la defensa de los derechos humanos de muchas personas.

Como dijo Ángela Davis “en una sociedad racista no basta con no serlo, hay que ser Antirracista” y esto es lo que nos une hoy aquí: una ciudadanía comprometida con sus iguales y que no cejará en denunciar activamente cualquier muestra o acción que atente contra la dignidad o que discrimine a cualquier persona; porque los derechos humanos son universales y su defensa no está adscrita a ningún territorio.

Muchas gracias.

Durante el micro abierto, la Alcaldesa en nombre del equipo de gobierno y de todos los concejales y concejalas De la Villa se sumó a las palabras de repulsa, así como numerosos asistentes.

Los comentarios están cerrados.