La APDHA muestra su apoyo a las reivindicaciones de las trabajadoras de AA.SS. del Ayuntamiento

La falta de medios y personal está afectando a las personas y familias más vulnerables

Tras entrevistarnos con responsables del departamento de AA.SS. y con representantes de las trabajadoras, la APDHA concluye que es urgente abordar los problemas estructurales que padece el área de asuntos sociales, y que afecta de forma importante a personas en situación de precariedad, que necesitan el apoyo y la ayuda de la administración para salir adelante.

Estamos convencidos de que existe una excelente voluntad por parte del equipo actual que dirige la concejalía de AA.SS., pero constatamos que no es suficiente con la voluntad, porque las reivindicaciones que plantean las trabajadoras son elementales y no pueden dilatarse más. Nos parece incomprensible, por ejemplo, que se tenga que reivindicar dotación de material básico de oficina para poder desarrollar su labor.

La falta de personal para la tramitación de los expedientes viene de lejos, pero se ha convertido en una losa que hace que se eternicen las tramitaciones. Más aún está afectando gravemente a las propias trabajadoras que están sufriendo un estrés ciertamente angustioso, según nos transmiten. A ello se suman las condiciones de interinidad de un porcentaje importantísimo de contratos en el departamento.

En la calle Zaragoza se atienden al día alrededor de 140 personas, la mayoría de ellas por cuestiones relacionadas con las ayudas al alquiler. Pero ni las instalaciones son adecuadas, ni los medios informáticos están actualizados, ni sobre todo, hay personal suficiente. Ello está redundando en una deficiente atención a las personas que necesitan éstos servicios.

Superar las prácticas asistencialistas a favor de una intervención integral comunitaria es  absolutamente imposible en estas condiciones.

La APDHA considera que los Servicios Sociales Municipales debieran ser absolutamente prioritarios en la acción del gobierno del Ayuntamiento de una ciudad como la nuestra, con tantas carencias y con tantas personas en exclusión social. No existen disculpas ni administrativas ni legales para acometer las reformas que estos departamentos necesitan de forma urgente. Es un derecho.