Presentado el balance de atención a inmigrantes de la APDHA en Cádiz

En la mañana de hoy ha sido presentado en la sede de Cádiz de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) el balance de atención al inmigrante del año 2014 en la Bahía de Cádiz y Jerez de la Frontera.

Diego Boza, delegado de la APDHA en Cádiz, señaló que en total fueron atendidas 1.438 personas en las cinco oficinas de atención del entorno de la Bahía de Cádiz, lo que supone una pequeña disminución respecto a años anteriores. La sede donde se recibió a un mayor número de personas fue la de El Puerto de Santa María (516), seguida por las oficinas de San Fernando (382), Chiclana (281), Puerto Real (187) y Jerez (72), que se empezó la atención el último trimestre de 2014.

Respecto a la procedencia de las personas atendidas destacan principalmente tres lugares: Latinoamérica (29%), el África Subsahariana (29%) y el Magreb (27%).

De las 1.438 personas atendidas, el 45,39% son mujeres, lo que supone un incremento del número de mujeres atendidas respecto a años anteriores, siendo hombres el 54,61% restante. En cuanto a su situación administrativa, sólo el 19,07% de las personas atendidas se encuentran en situación de documentación irregular. Ello da muestra de que en Cádiz la inmigración es ya bastante estable, porque incluso las personas en situación irregular lo son por irregularidad sobrevenida, básicamente por no poder cotizar durante los doce meses.

En lo que se refiere al tipo de consultas, destacan las referidas al arraigo (23%) y la atención sanitaria (19%), que está relacionada con las restricciones que se producen en algunas localidades sobre las que tenemos que actuar con excesiva frecuencia

Pese a ese carácter estable los retos siguen siendo muchos, sobre todo por la falta de voluntad política de abordarlos. De hecho, apenas hay referencias y propuestas concretas acerca de la integración de la población inmigrante en los programas electorales de los partidos que concurrieron a las últimas elecciones andaluzas.

La constitución del próximo Gobierno de la Junta de Andalucía es un buen momento para que se aborden cuestiones que consideramos importantes por parte de la administración autonómica.

  • Poner en marcha los paralizados Planes es Integrales andaluces para la Integración

  • Es imprescindible acabar con los recortes en integración y el desvío de estos fondos a otros fines por determinadas administraciones públicas

  • Acabar de trabas administrativas que impiden el acceso a la escuela y los comedores infantiles a los menores en situación documental irregular.

  • El traslado de las competencias de inmigración a la consejería de Salud y Bienestar social, quitándolas de la Consejería de Justicia e Interior

  • La puesta en marcha de un programa específico de integración de la comunidad rumana-gitana.

  • Un programa de inclusión real que recoja el acceso a “salario social” y ayudas para alquileres y suministros en igualdad de condiciones.

  • Frente a la desidia del Foro andaluz y provincial, el impulso de verdaderos foros de inmigración que participen activamente y en los que se cuente realmente con asociaciones de inmigrantes.

Nos encontramos por otro lado a las puertas de unas elecciones municipales. Es el momento pues de plantear una serie de cuestiones a los partidos políticos que se presentan.

  • La mejora de las competencias municipales y la reducción de trabas en los trámites de documentación, como la emisión del informe de arraigo o la inscripción en el padrón.

  • Tolerancia cero ante manifestaciones xenófobas y racistas.

  • La creación de campañas de visualización positiva de la inmigración y que propugne una integración real.

  • El acceso a los servicios municipales comunitarios en igualdad de condiciones.

  • La vuelta de la oficina de extranjeros a El Puerto de Santa María, una de las comunidades con mayor población inmigrante.

  • Fomentar la participación de las personas inmigrantes en la vida social y en las asociaciones, como por ejemplo, con la creación de mesas de inmigración.

Por último, desde APDHA Cádiz vamos a plantear dos iniciativas:

  • La puesta en marcha de una investigación del problema de la vivienda entre los inmigrantes, así como conocer la incidencia de la crisis económica a través de encuestas que realizaremos en los próximos meses. Cabe destacar que la tasa de paro entre la población inmigrante es un 14% superior al de la población nacional.

  • Vamos a seguir exigiendo el derecho al voto de los ciudadanos de países terceros, hoy extremadamente restrictivo, debido a que son precisos de acuerdos de reciprocidad y a la necesidad de inscripción activa en el censo, cosa que no es preciso para los nacionales. Resulta inconcebible que miles de personas que viven y trabajan aquí, no puedan decidir sobre los cargos públicos de su comunidad de la comunidad en la que residen por el hecho de proceder de otro país.

Descargar los datos de atención: http://www.apdha.org/media/cadiz-Balance-atencion-inmigrantes-2014.pdf

Los comentarios están cerrados.