Comunicado #10D: Derechos humanos ¡más que nunca!

 

campo-gibraltar-dia-derechos-humanos-101220-4

 

Algeciras a 10 de diciembre de 2020.

Este 10 de diciembre se cumplen 72 años de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en un contexto absolutamente diferente a los aniversarios anteriores. Este año soportamos una situación de pandemia mundial derivada de la Covid-19 cuyos efectos se han hecho sentir de forma muy notable, con la perdida de muchas vidas. Una situación que se prolonga en España desde marzo y que presenta perfiles muy diversos.

En 2020 se han agudizado los efectos de la crisis de 2008, estamos viendo como derechos tan básicos como la sanidad pública, la educación pública, la vivienda o el trabajo han sufrido un importante retroceso, de ahí que sea necesaria su defensa. Además, la deriva policial utilizada para el control de la movilidad durante el confinamiento y el estado de alarma, ha generado un estado de opinión que justificaba una escalada represiva en el ejercicio de los derechos.

En el Campo de Gibraltar, hemos podido ver que muchas personan han tenido que recurrir a distintas ONG o instituciones públicas para sobrevivir día a día. Destacable ha sido la solidaridad de las personas, que han superado con creces a las instituciones, que en muchos casos han olvidado su responsabilidad hacia los más vulnerables. Más de 40.000 personas del Campo de Gibraltar estaban en paro el pasado mes de noviembre.

Hemos podido comprobar como el sistema sanitario ha sido capaz de dar respuesta a las necesidades sanitarias originadas por la pandemia gracias a sus profesionales, a pesar del desmantelamiento que viene padeciendo la sanidad pública desde hace años. Falta personal en los hospitales, los centros de salud están desatendidos, las listas de espera son desesperantes, se privatizan los servicios, escasean los especialistas…, son algunas carencias que se han evidenciado con la llegada del Covid-19, provocando la dificultad para el ejercicio del derecho a la salud de todas las personas.

Igualmente se ha evidenciado como el derecho a la educación no es igual para todos, la brecha digital ha dejado prácticamente sin escolarizar a miles de estudiantes andaluces y produjo en marzo que el curso se acabara de forma abrupta para miles de alumnos y alumnas de familias pobres. Esto es consecuencia de la apuesta durante años por la escuela privada a través de los conciertos, y se deja cada vez con menos recursos a los centros públicos. Como muestra la dejadez de las administraciones con el CEIP Campo de Gibraltar que lleva esperando más de 10 años a que se arregle un muro.

En nuestra comarca con importantes déficits de inversión en políticas de empleo efectivas, escasez de mejoras en las vías de comunicación -tren o carreteras-, falta de inversiones en sanidad y educación, carencia de vivienda pública o un nulo interés por la construcción de un albergue público para atender la necesidades de una ciudad de tránsito y con muchas familias en exclusión social, se van invertir 26 millones de Euros en la construcción de un nuevo Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) y se van a gastar un millón de euros en reformar la antigua cárcel, actual CIE. Un gran monumento a la violación de los Derechos Humanos.

Hoy como ayer hay que seguir luchando por la consecución de estos derechos cuyo fin es alcanzar la libertad, la justicia y la paz para todos los seres humanos.

¡Los derechos se conquistan y se defienden!