Estado de alarma y personas sin hogar en Algeciras

 

IMG-20141210-WA0007

 

Algeciras, 17 de marzo de 2020.

Asistimos con preocupación a la situación por la que están pasando las personas sin hogar en Algeciras y el Campo de Gibraltar.

Por un lado, según lo publicado en los medios de comunicación, el Ministerio de Defensa y el área de Derechos Sociales del Gobierno se han puesto de acuerdo para crear un operativo para personas sin hogar. No sabemos cuánto de realidad hay en esto.

En Algeciras estas personas están en un desamparo total. El confinamiento en el hogar es difícil para todas, pero cuando la casa se lleva a cuestas es imposible encerrarse en ella. Pedir dinero en unas calles vacías o lavarse con frecuencia las manos, es más que un problema. No solo eso, sino que el pronóstico del tiempo es de lluvia generaliza durante las próximas dos semanas.

A esto se unen las personas que están dejando los hostales donde viven por la imposibilidad de pagarlos, y que vuelven a la calle o solicitan atención y ayuda a distintas asociaciones.

No hay que esperar a la puesta en marcha de los planes entre el Ministerio de Defensa y la Vicepresidencia del Gobierno para Asuntos Sociales. Las administraciones locales tienen el deber de dar una solución inmediata a estas personas y buscar espacios donde atenderlas. Madrid ha habilitado el Palacio de Congreso de IFEMA; en Algeciras no tenemos ningún albergue público o privado para atender a estas personas.

Además, Algeciras es una ciudad “fin de trayecto” y fronteriza. El pasado fin de semana llegaron a nuestra cuidad varios autobuses procedentes de Italia, con ciudadanos y ciudadanas marroquíes residentes en la Unión Europea. Con el estado de alarma declarado y el cierre de las fronteras en Marruecos, no deben volver a repetirse este tipo de situaciones. La ciudadanía no puede quedarse tirada en las calles, y menos aún, que la única solución que se dé sea quitársela de encima y mandar a estas personas a otro lado.  Hay que plantearse alternativas más humanitarias hasta solucionar el problema.

Mientras la situación se sigue deteriorando, solicitamos:

  • Poner en marcha planes, en Algeciras y la comarca del Campo de Gibraltar, que den respuesta a estas personas más vulnerables.
  • Mayor implicación de los servicios sociales, con personal especializado en intervención social.