Colectivos sociales y activistas nos movilizamos contra los Centros de Internamiento de Extranjeros a través de la Campaña ‘Territorio Libre de CIE’

Nos oponemos a la construcción de nuevos centros

14 de noviembre de 2017. Numerosos movimientos sociales y activistas hemos iniciado hoy la campaña Territorio Libre de CIE, que tiene como objetivo denunciar la existencia y lamentables condiciones de los Centros de Internamiento de Extranjeros, que consideramos “agujeros negros en nuestro Estado de Derecho”. Alzamos la voz como parte de la reivindicación de una sociedad sin racismo que se viene realizando y que este pasado domingo llenó las calles de Madrid.

Tarjeta para redes

Las organizaciones denunciamos que en estos centros, por los que en los últimos cinco años han pasado más de 42.000 personas, según datos del Ministerio del Interior, se encierra “en condiciones inhumanas” y hasta 60 días a personas que no han cometido ningún delito, una medida “absolutamente desproporcionada” en nuestro marco legal, que solo prevé la privación de libertad para delitos graves.

Por ello, consideramos que estos centros son una “aberración jurídica que incumple la Constitución” y que son fruto de unas políticas racistas y criminalizadoras contra las personas migrantes. Los definimos como “instrumentos racistas, que vinculan migración y delincuencia y que refuerzan una sociedad dividida y fracturada”.

Actualmente, existen siete CIE en el territorio español en los que se retiene a personas migrantes en Algeciras, Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Murcia, Santa Cruz de Tenerife y Valencia. El Ministerio de Interior anunció el pasado mes de abril la creación de tres nuevos centros en Algeciras, Málaga y Madrid, y en verano informó de su intención de construir uno más para Andalucía oriental, en Granada o Almería.

Los movimientos sociales mostramos nuestra “oposición total” a que se abran nuevos CIE, ya que  queda probado que “en ellos se violan los derechos humanos”, sus instalaciones y trato a retenidos son “indignos” y es frecuente encontrar a menores, víctimas de trata y padres y madres de menores españoles.

¿Cómo son?

Además de ser profundamente racistas, –el 90% de las personas que han pasado por los CIE eran africanas– una cifra desproporcionada para el peso de la población migrante en España-, no cumplen la función para la que han sido creados. Según datos ofrecidos por el Gobierno el pasado diciembre, el 71% de las personas extranjeras que fueron internadas en los CIE en 2016 lo hicieron para no ser expulsadas.

Las vulneraciones de derechos son tan graves y las condiciones tan indignas, que no pocos gobiernos regionales y ayuntamientos han aprobado mociones en contra de estos centros: las Cortes Valencianas, el Parlamento de Navarra, el Parlamento de Cataluña, y ayuntamientos como el de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, entre otros. El rechazo también proviene de organismos internacionales de derechos humanos, asociaciones de jueces del Estado español, como Jueces para la Democracia, juristas de peso y personalidades de la cultura.

Las organizaciones y activistas bajo la campaña ‘Territorio Libre de CIE’ aclaramos que es necesario que estos centros, contrarios a los derechos humanos, tienen que desaparecer en el marco de profundas reformas en las políticas migratorias. “Asumir la reclusión y expulsión como norma, no deja espacio para que se puedan ejercer los derechos fundamentales”.

Por ello, la campaña pretende aunar el trabajo y los apoyos de numerosos colectivos en favor del cierre de los que califican como “centros sin derechos”, que hagan posible el respeto a la dignidad de todas las personas, con independencia del lugar de donde procedan.

Únete como colectivo a la campaña

 

Comments are closed