Frente a la indiferencia de Europa: Crónicas desde Moria [Actualización]

Aquí tienes el resumen de la charla, que también puedes ver en vídeo aquí

El jueves 8 de octubre, las delegaciones de Cádiz y Sevilla de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, a través del canal de Youtbe en directo, trasmitieron la interesante charla “Frente a la diferencia de Europa: Crónicas desde Moria” a cargo de Luz Modroño y Laila Ben Chaouat.

El dramático incendio que el 9 de septiembre de 2020 destruyó Moria, uno de los campos más grandes centro de personas refugiadas en Europa y situado en la isla griega de Lesbos, tuvo consecuencias muy graves para las miles de personas que vivían en el campo; no sólo se quedaron sin un lugar para dormir, sino que fueron obligadas a aceptar condiciones inhumanas. Una situación insostenible que constituye un problema humanitario y de salud pública que ve la silenciosa “complicidad” de la Unión Europea. Moria constituye solo la cima de un proceso que tiene origen en 2015, cuando más de un millón y medio de personas intentaron llegar a Europa para buscar un lugar seguro.

Luz Modroño, doctora en psicología y profesora de Historia en Secundaria, además de feminista y activista social, nos recuerda la importante diferencia entre refugio y migración: “La migración está caracterizada por razones económicas, más íntimas, mientras el refugio se refiere a una situación por la cual hay una solicitud de asilo, relacionada con una búsqueda llena de esperanza para que sea posible vivir en un mundo más justo, un mundo que hoy a estas personas se les está prácticamente negando.”

En 2016 se estableció un acuerdo a nivel europeo que dió la posibilidad solo a 160.000 personas de cruzar el territorio europeo y con las siguientes condiciones:

  • Acompañamiento.
  • Asesoría legal y laboral.
  • Formación y una pequeña cantidad de dinero que se le entregaba para vivir.

Es importante señalar que en ese acuerdo ningún país tiene obligaciones económicas.

España aceptó hacerse cargo de aproximadamente 14.000 personas, pero la realidad es que sólo acogió a poco más del 10% de lo establecido.

En 2016, se establece un acuerdo con Turquía para que se convierta en un país tapón de las personas que pretenden llegar hasta Grecia.

La política migratoria debe englobar tres principales características: la solidaridad, la sensibilidad y la justicia. Dependiendo de cómo estos factores se entrecrucen se marcarán unas prácticas más permisivas o más restrictivas. Lamentablemnte es evidente que las políticas que están triunfando en Europa hoy en día están controladas por partidos de extrema derecha (cuyo lenguaje de “rechazo” les permite obtener cada vez más consenso) y los dirigentes que prefieren utilizar grandes cantidades de dinero para que se levanten fronteras y se impida continuamente el paso de refugiados y migrantes.

Laila Ben Chaouat, traductora y cofundadora de Hotels in the Borders, informa de que “no existen inspecciones o controles por parte de Europa para averiguar las verdaderas condiciones de los campamentos de personas refugiadas. Es necesario denunciar la terrible situación de las personas solicitantesde asilo y la violación de derechos humanos que en Grecia se está cometiendo con el silencio cómplice de la Unión Europea”.

Con motivo del incendio de Moria, el ejército recurrió a la violencia y declaró el estado de emergencia. No obstante, las personas refugiadas y migrantes de Moria respondieron de forma pacífica para intentar obtener condiciones más humanas, para atender a las necesidades fundamentales como agua y comida y no tener que volver a otro “Moria”. La respuesta a estas reivindicaciones fue el uso de gas y más violencia.

El gobierno griego propuso como solución la construcción de otro campo (un Moria dos) que en principio prometía ser “un espacio para la seguridad y las necesidades”, incluso con red WiFi.

Lo que realmente pasó es que en el campo no se materializó la propuesta inicial: más de 13.000 personas fueron obligadas a aceptar esta nueva reubicación, bajo el chantaje de interrumpir el proceso de asilo si no aceptaban. A día de hoy siguen sin la instalación de duchas y la comida se sirve una sola vez al día, además de no ser suficiente para todas las personas, sin contar la alarmante preocupación debido a la situación mundial actual por la Covid19.

Al igual que Luz, Laila coincide en que se trata de una grave situación de emergencia Humanitaria y de violación de derechos humanos muy profunda.

 M. Luther King dijo “No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”.

La sociedad civil tiene la gran responsabilidad de luchar para que esta situación cambie, que los derechos humanos no sean un privilegio y que el mundo se convierta en un lugar sin fronteras y para todos.

📅 Fecha: jueves 8 de octubre de 2020.

⏰ Hora: 19:00h.

🌐 Lugar: Retransmisión en directo a través de YouTube, en este enlace.

Charla online a cargo de Luz Modroño y Laila Ben Chaouat

Desde la Asociación Pro Derechos de Andalucía os invitamos a una conferencia online que contará con la colaboración de la ‘Plataforma La Indiferencia Nos Hace Cómplices’ (PLINHC) desde Madrid.

Abrimos un espacio para dialogar sobre la situación en los campamentos de personas refugiadas en Grecia de la mano de Luz Madroño, periodista y activista  de la PLINHC en Lesbos y con Laila Ben Chaouat, traductora y cofundadora de Holes in the Borders. Contaremos con sus testimonios y experiencias en los campamentos tras los incendios.

Hay mucho por hacer y nos negamos a dejar caer en el olvido la situación de las personas refugiadas en Grecia, el terrible abandono por parte de las instituciones y la flagrante violación de los Derechos Humanos ejercida por la Unión Europea.

Sigue el directo. ¡No seas indiferente!

ℹ️ Podéis colaborar con la plataforma PLINCH de ayuda directa a los campamentos: ES20 0081 0002 4200 0194 1599

Comments are closed