Declarada ilegal la imposición del Gobierno de realizar la Marcha a El Tarajal por la acera

 

  • La restricción, impuesta por la delegación del Gobierno en Ceuta, había sido recurrida por APDHA
  • El fallo del Tribunal ha condenado en costas a la Administración

 

Andalucía, 02 de febrero de 2018.-

En el día de hoy, previo a la marcha a El Tarajal que se celebra mañana 3 de febrero en Ceuta, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dictado resolución considerando ilegal la restricción de marchar por la acera impuesta por la delegación del Gobierno en Ceuta. La delegación autorizó la marcha, si bien interpuso como medida restrictiva que gran parte del recorrido, el que discurre por la carretera que une Ceuta con Marruecos, se efectuara por la acera, alegando que es la única vía que conecta Ceuta con Marruecos.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), entendiendo que esta resolución vulnera el “derecho a manifestarse libremente” y teniendo en cuenta los “posibles riesgos” para la seguridad de los y las manifestantes, recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, competente para este recurso al estar Ceuta y Melilla adscritas a Andalucía.

La Asociación expone que el hecho de que un número importante de ciudadanos, “que pueden llegar a 2.000 personas, como está previsto en la solicitud”, tenga que manifestarse en fila de a uno, “es un absurdo y no permite el fin de la manifestación, que es denunciar las 15 muertes de El Tarajal”. Según la APDHA, esta fila “impediría el despliegue de pancartas reivindicativas” y señala que incluso el abogado del Estado entendió en la vista que este hecho de ir en fila, lejos de limitar la manifestación, daba mayor sentido a la misma, al ocupar el espacio.

Por su parte, APDHA ha acreditado que existen vías alternativas para el tráfico y que el horario en el que se desarrolla la marcha, de 15:30 a 18:30, no impide el tráfico de vehículos y que no se iba a causar ningún perjuicio a la ciudadanía.

En definitiva, la entidad critica que el Gobierno siga “en su línea” y pretenda “limitar” el derecho de manifestación para que marchas y manifestaciones de este tipo se desarrollen “donde no se vean o no se noten”.

Comments are closed