Derechos Humanos en la Frontera Sur 2010-2011

inmig_informe20110512fronterasurDiez años de informe «Derechos Humanos en la Frontera Sur»

Hoy se ha presentado en rueda de prensa nuestro informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2010-2011.

Los últimos 10 años de informes Frontera Sur realizados por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía describen la evolución de la inmigración irregular en nuestro país y su entorno. El desplazamiento de fronteras hacia el Sur ha tenido como consecuencia que tuviéramos que ampliar nuestra mirada que, poco a poco, se ha extendido desde el estrecho hasta el África subsahariana, pasando por todo el Magreb y sin olvidar el resto de fronteras europeas.

El acercamiento a la realidad se ha realizado desde múltiples perspectivas intentando siempre poner en primer plano a los protagonistas, las personas inmigrantes, pero sin olvidar las razones que hacen que migren en contextos peligrosos y las políticas que condicionan estas migraciones. En numerosas ocasiones hemos contado con los testimonios de los migrantes y con visiones de amigos y amigas de organizaciones afines procedentes del continente africano y europeo con los que llevamos años trabajando. Además, nos hemos desplazado y hemos mantenido una comunicación cercana con asociaciones en Marruecos y Malí principalmente, aunque también en otros países. Estos intercambios nos han permitido tener una visión de conjunto variada y compleja, algo que hemos intentado reflejar en los informes.

Al mirar atrás sorprende que desde los primeros Frontera Sur que publicamos haya temas recurrentes a los que se hace mención permanente. Entre ellos destacan la Europa Fortaleza, el acuerdo de Schengen, el SIVE, los acuerdos bilaterales y multilaterales con países del sur, la externalización de fronteras, los centros de retención/encerramiento o los menores no acompañados. La Europa cerrada a cal y canto que violaba dentro y fuera de sus fronteras los derechos de las personas migrantes ha reafirmado su estrategia y objetivos y, desafortunadamente, España ha sido un alumno ejemplar en la puesta en práctica y desarrollo de los mismos. El artículo 13.2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país” sigue incumpliéndose reiteradamente.

Sin embargo, y como se podrá leer detalladamente en el análisis de gestión de flujos migratorios del presente informe, las cifras relativas a la inmigración irregular desde el Sur han sufrido cambios significativos. El descenso de la llegada de inmigrantes a nuestras costas es abrumador, y oscila de las 23.486 personas que llegaron en 2001 a las 5.199 que lo hicieron en 2010, pasando por el repunte de 41.180 de 2006 . En cuanto a las personas que perdieron la vida en su intento de llegar a territorio español, las cifras de 2010 (131 personas) se acercan mucho a las de 2001 (88 personas), frente  a las de 2006 y 2007 que rondaron las 1000 personas muertas . Esta bajada en el número de fallecidos, de lo que sin duda tenemos que alegrarnos, no puede esconder la realidad: siguen muriendo personas en sus periplos migratorios, muchas en nuestras fronteras directas y muchas otras en nuestras fronteras externalizadas.

En el Frontera Sur 2010 que presentamos este año “desnudamos” la Europa Fortaleza describiendo las políticas de un continente que pretende defender sus fronteras a cualquier precio basándose en externalización, cooperaciones condicionadas e injerencias en las políticas de países terceros.  Además, profundizamos en la poderosa Agencia Frontex, encargada de vigilar las zonas fronterizas europeas y de llevar a cabo expulsiones colectivas de inmigrantes, y que ha multiplicado su presupuesto por 14 en los últimos cinco años hasta llegar a casi 88 millones de euros de presupuesto en 2010 pese a las múltiples denuncias de violaciones de derechos humanos a las que hace frente. En tercer lugar, el informe se aproxima al papel que está desempeñando Mauritania en el control migratorio europeo y cuestiona la existencia y función del centro de retención de Nuadibú así como la cooperación condicionada en este país. También se aborda la situación de la migración subsahariana en Marruecos, con especial énfasis en los solicitantes de asilo, y teniendo presente el papel desempeñado por la UE en el reino alauita. A continuación nos aproximamos al contexto de Ceuta y Melilla, ciudades amuralladas en las que las personas inmigrantes viven en un limbo legal y vital. La situación de las porteadoras transfronterizas de Ceuta también se ha sido objeto de interés en este informe, dando lugar a un resumen pormenorizado de las condiciones degradantes y peligrosas que estas mujeres sufren para poder sobrevivir.

Por último se hace un análisis de los datos de los flujos migratorios de 2010 comparándolos con los años anteriores.

Diez años después de comenzar a publicar los informes Frontera Sur constatamos que las políticas migratorias y de asilo de España y de la Unión Europea son cada vez más restrictivas; impera una visión utilitarista del inmigrante como mera mano de obra, ponen en práctica políticas de inmigración escogida,  relacionan permanente de los términos inmigración y terrorismo y no respetan el derecho a inmigrar. En la APDHA reivindicamos la libre circulación de las personas y denunciamos la violación de sus derechos en sus trayectos migratorios. Venimos haciéndolo desde hace años y continuaremos haciéndolo en el futuro.

Descargar reseña-resumen del informe

Informe completo:

Descargar documento

banner haste pro derechos

Comments are closed