Europa Mata

Publicado en cuartopoder.es / Macarena Olid, Vicecoordinadora general de la APDHA

  • “Han pasado varios años desde la muerte del pequeño Aylán y no se ha hecho nada, no ha importado nada”
  • “Miles de personas arriesgan sus vidas con la esperanza de llegar a Europa, a esa Europa fortaleza que blinda sus fronteras para no dejar entrar a nadie”
  • “Exigimos vías seguras de migración, que se abran rutas legales y seguras para las personas que huyen de sus países”

Era de madrugada, la madrugada más dura y difícil de toda su vida. No había dormido nada, sonó el despertador y se levantó en seguida. Abrió la puerta y encontró a su hijo durmiendo tranquilo, con la paz que puede dormir un pequeño de dos años.

En ese momento le empezaron a temblar las piernas, estaba aterrada, comenzó a llorar para dentro, no quería despertarlo en ese estado, pero las lágrimas le caían sin control por su rostro. Se secó las lágrimas, apretó la mandíbula y comenzó a respirar profundamente. Sabía que no tenía otra salida, no podían quedarse allí. El miedo invadía todo su cuerpo, pero tenía que hacerlo, no podían aguantar más.

Suavemente se acercó, lo besó y lo despertó diciendo que era el momento más importante de su vida, que iban hacer un largo viaje y que todo iba a cambiar a mejor. Tenía su ropa guardada para ese día, su camiseta roja, sus bermudas azules y sus zapatitos nuevos.

Lo vistió con todo el cariño que puede vestir una madre a su hijo cuando el futuro es incierto. Lo peinó con cuidado, le echó colonia y salió con una mochila que tenía preparada en la puerta.

Esta podría ser la historia de Aylan, el niño que perdió la vida en un naufragio, cuando él y su familia, intentaban huir de Siria para alcanzar orillas europeas. La foto de su pequeño cuerpo en una orilla impactó a Europa y se convirtió, por unos días, en viral. Miles de mensajes inundaron las redes, los telediarios y se hizo visible la tragedia que estaba sucediendo en Siria.

Han pasado varios años desde la muerte de este pequeño y no se ha hecho nada, no ha importado nada. Seguimos conociendo dolorosa y tristes noticias; “más de 400 jóvenes senegaleses han perdido la vida en la última semana tratando de llegar a las Islas Canarias”, y la muerte en un naufragio de un bebé de tan solo seis meses de vida. Cuánta rabia y cuánto dolor.

Miles de personas arriesgan sus vidas con la esperanza de llegar a Europa, a esa Europa fortaleza que blinda sus fronteras para no dejar entrar a nadie. Esa vieja Europa que expolió y saqueó salvajemente a quienes ahora les niega la entrada. Esta Europa que sigue provocando una migración forzosa, para luego rechazarla y criminalizarla como inmigración ilegal.

Europa Mata, es el lema de una de las pancartas que llevamos cuando salimos a la calle a denunciar las terribles y trágicas consecuencias de las políticas migratorias europeas.

Europa Mata en las costas andaluzas, en Ceuta, en Canarias, en Lesbos….

Europa Mata “a sangre fría” (como dicen en mi tierra) si no mueres en el intento, te mata de abandono y miseria cuando llegas.

Exigimos vías seguras de migración, que se abran rutas legales y seguras para las personas que huyen de sus países.

Exigimos el cese de las devoluciones en caliente, no más expulsiones de personas migrantes o refugiadas sin la debida protección ni garantías.

Exigimos el cierre de los CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros), garantizando un sistema adecuado de acogida digno.

Exigimos la regularización urgente y sin condiciones de todas las personas migrantes y refugiadas, ante la emergencia sanitaria y social.

“No solo mata el que asesina, también arrebata la vida el que deja morir”.

#EuropaMata

#RegularizacionYa

#DerechoAMigrar

Comments are closed