La Mesa Ciudadana Distrito Norte por la Luz pide al Ayuntamiento de Granada que cese su contrato con Endesa ante los continuos cortes de luz

Imagen de una concentración de la Mesa Ciudadana Distrito Norte por la Luz
  • El contrato de suministro de energía, prorrogado hasta el 1 de diciembre de 2021, supone un coste anual de más de cinco millones de euros para las arcas públicas
  • Denuncian que la situación es «crítica» para electrodependientes, menores de edad y personas mayores.

Granada, 30 de noviembre de 2021. La Mesa Ciudadana Distrito Norte por la Luz ha denunciado esta mañana que el próximo 1 de diciembre «acaba la prórroga del contrato de suministro eléctrico del Ayuntamiento de Granada con Endesa». Sin embargo, tal y como advierten las organizaciones que integran esta plataforma, «los cortes de luz en Distrito Norte de Granada continúan y se han intensificado con el frío».

Así, denuncia que «solo durante el último fin de semana de noviembre muchas familias han estado 24 e incluso 48 horas sin luz en Distrito Norte de Granada, donde las temperaturas mínimas han rozado los cero grados». A juicio de la Mesa Ciudadana, «es hora de que el Ayuntamiento de Granada muestre su compromiso con las personas que sufren cortes de luz más allá de las buenas palabras».

A este respecto, en el escrito dirigido a la Junta de Gobierno Local, se recuerda que «el grupo municipal del PSOE ha emprendido diferentes acciones contra Endesa por los cortes de suministro eléctrico que sufre Distrito Norte como la denuncia ante la Fiscalía Provincial de Granada o la solicitud de aprobar una moción para instar a que la Junta de Andalucía abra un expediente sancionador a Endesa por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales».

En relación con el contrato de suministro, entre los años 2020 y 2021 el Ayuntamiento de Granada ha pagado más de 10 millones de euros a Endesa. A pesar de ello, la Mesa Ciudadana Distrito Norte por la Luz señala que la empresa «no garantiza que sus clientes tengan suministro eléctrico en Distrito Norte de Granada». En particular, «las personas electrodependientes ven su salud seriamente afectada, la infancia no puede estudiar cuando llega la oscuridad, no se puede calentar mínimamente la casa y los ascensores dejan de funcionar».

Ante la impotencia de llevar años de negociaciones, procesos judiciales, manifestaciones, concentraciones y mesas de trabajo sin ver ningún resultado, las vecinas y vecinos de Distrito Norte han hecho «un llamamiento al Ayuntamiento, a la Junta de Andalucía y a la ciudadanía para que se dé de baja en Endesa», ya que es la responsable de no mantener las instalaciones en correcto funcionamiento y, por tanto, que se produzcan cortes de luz. Por ello, la Mesa Ciudadana ha registrado una solicitud al Ayuntamiento de Granada «para que rescinda su contrato con Endesa (y con cualquier comercializadora del grupo ENEL) y así muestre su absoluto descontento con la gestión de esta “crisis de frío” provocada por la eléctrica desde hace años en la ciudad».

Documentación presentada: