APDHA considera los indultos del procés “urgentes y necesarios, por justicia y derechos humanos”

Foto: cc flickr.com – Adolfo Luján
  • Durante el juicio no se han respetado numerosos derechos fundamentales
  • Estima los indultos una “medida imprescindible para iniciar una etapa de diálogo con Catalunya”

Andalucía, 17 de junio de 2021. Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) nos mostramos a favor de los indultos del procés, que consideramos “urgentes y necesarios, por justicia y derechos humanos” y como medida “imprescindible” para iniciar una etapa de diálogo con Catalunya. La APDHA, que ha participado como observadora de los derechos humanos en la causa, a través de la Plataforma International Trial Watch, ha seguido muy de cerca las que estimamos “vulneraciones de derechos”, relacionadas con el juicio a los políticos independentistas catalanes y a los líderes de la Asamblea Nacional Catalana y Omnium Cultural.

La APDHA constató, coincidiendo con la opinión de numerosos catedráticos y expertos en derecho constitucional y procesal, que “no se han respetado debidamente numerosos derechos fundamentales, entre ellos: el derecho al juez natural, forzando la competencia de Tribunal Supremo con argumentos insostenibles, la propia calificación de rebelión o de sedición, que no se ajusta en nada a lo establecido en nuestro ordenamiento penal y que permite impedir el ejercicio de los derechos de participación política activa y pasiva para los procesados. Y el mantenimiento de la prisión preventiva, pensada en nuestro sistema de derecho como una medida excepcional, y que resulta especialmente inhumana y cruel y sin justificación alguna”.

Mostramos nuestra preocupación por el desarrollo de este procedimiento judicial, que ha estado “dirigido a criminalizar el ejercicio de derechos civiles y políticos”, lo que nos llevó a desarrollar numerosas acciones de información, debate y reflexión, que tratamos de trasladar a la opinión pública a través de diversos actos. El principal ejemplo de ello fue la declaración que hicimos pública el 4 de junio de 2019, alertando de la vulneración de derechos fundamentales en el juicio al procés, que fue respaldada por numerosas personas significativas y colectivos, del ámbito de los derechos humanos, la judicatura, la universidad, la comunicación y la cultura, entre otros.

En nuestra opinión, la desproporción y subjetividad llevaron a la Fiscalía a tildar de golpe de Estado lo ocurrido en Catalunya, afectando gravemente a la convivencia allí y en el conjunto de la sociedad española. Por todo ello, al quedar visto para sentencia, exigimos un veredicto justo, que consolidase el Estado de Derecho y la calidad democrática.

Sin embargo, a nuestro parecer, “el proceso de redacción de dicha sentencia hasta su publicación estuvo plagado de irregularidades. Desde dictar sentencia justo antes de la fecha en la que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea debía resolver la cuestión prejudicial planteada por el propio Tribunal Supremo, respecto a la inmunidad de Oriol Junqueras como diputado electo del Parlamento Europeo, hasta la filtración a la prensa, justo el 12 de octubre, fiesta de la Hispanidad, que los presos catalanes serían condenados por sedición y malversación de fondos públicos, sentenciados con durísimas penas de prisión e inhabilitación, lo que contribuyó a deteriorar aún más  las relaciones entre Catalunya y el conjunto de la sociedad española”.

A la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía nos preocupa, especialmente, el caso de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, por entender que “la sentencia interpreta el derecho de reunión de una forma nada compatible con un estado democrático, vulnerando así derechos fundamentales”. Además, alertamos que los precedentes que podrían establecerse en la línea de recortes de derechos y libertades serían muy peligrosos.

Desde entonces los presos han vivido una serie de episodios en los que la Generalitat ha revisado el grado de tratamiento penitenciario en varias ocasiones, para posteriormente ser revocado desde el aparato judicial por considerar que estos no han “asumido el delito”. Actualmente, siguen cumpliendo su condena, mientras el malestar social y la incomodidad son patentes en Catalunya y en una parte significativa del resto del Estado. “Una realidad que no se ha tenido voluntad política de afrontar desde sus inicios y que al abordarse desde el ámbito judicial y penal no ha hecho más que deteriorar la calidad democrática de todo el Estado”. Por ello, consideramos que los indultos suponen una medida imprescindible para iniciar una nueva etapa de diálogo con Catalunya.

Esta medida goza de la aprobación de una gran mayoría parlamentaria en el Congreso, además de ir en la misma línea que sugiere el Informe del Consejo de Europa elaborado al respecto. “Los indultos que se proponen nos parecen urgentes y necesarios, para las personas presas y sus familias y para Catalunya, pero también para quienes defendemos los derechos humanos y reclamamos mayor calidad democrática en el conjunto del país”.

Comments are closed