La APDHA muestra su apoyo a la huelga de enseñanza pública del próximo 4 de marzo

 

 

📌 VER FORMATO NOTA DE PRENSA

 

Andalucía, 2 de marzo de 2020

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha publicado recientemente un nuevo decreto de escolarización que, a juicio del área de educación de la APDHA, constituye un ataque en toda regla a la Escuela Pública andaluza. El decreto viene a profundizar en los recortes y supresiones que se viene realizando en los últimos años y que está llevando a éste servicio público esencial a una situación de precariedad inaceptable.

Este decreto no es más que otra de las medidas que pretenden ahondar en la línea política de liberalización y privatización de los servicios públicos.

La APDHA quiere unirse así a las plataformas y organizaciones sindicales que han decidido convocar una huelga educativa el próximo 4 de marzo.

Denunciamos que tras el argumento que esgrime el Consejero del derecho de libertad de las familias a elegir centro, hay una clara intención de privilegiar a los centros concertados, modificando las zonas de escolarización existentes para que dichos centros puedan beneficiarse de la ampliación de la zona de adscripción.

Denunciamos la concepción de escuela como negocio que tiene el nuevo Gobierno andaluz. Pensamos que hay una firme apuesta para entender la educación como un bien de mercado, sujeto a la oferta y la demanda. Somos conscientes de la existencia de grandes empresas que han optado por fijar sus objetivos en los servicios públicos: sanidad, educación, servicios sociales.

Denunciamos la política conservadora que subyace en este proceso. La supresión de unidades en la escuela pública es un goteo doloroso y prolongado en el tiempo, supresiones a las que parecen estar blindados los centros concertados.

Estamos convencidos también que es una estrategia que se irá extendiendo más allá de la enseñanza obligatoria, hacia el bachillerato y a la formación profesional. Modelo privatizador que es una anormalidad en nuestro entorno europeo y un claro guiño a Vox, partido ultra necesario para aprobar los presupuestos autonómicos.

Ante esta situación, la opción del área de educación de la APDHA es clara:

  • La educación es un derecho, no un privilegio, un derecho reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en nuestra propia legislación.
  • Es necesario que se haga una oferta suficiente de escolarización pública y gratuita de 0 a 18 años que garantice que todo alumno y alumna disponga de una plaza asegurada en el sistema público, de titularidad y gestión pública.
  • Exigimos la no supresión de ninguna unidad en la red pública. Y establecer de una manera clara el carácter subsidiario de la educación concertada a la pública.
  • Exigimos la supresión progresiva de la financiación pública de los centros privados concertados. También la retirada inmediata de financiación a aquellos centros que practiquen cualquier tipo de discriminación (personas con discapacidad, población inmigrante) o bien no aseguren la gratuidad.
  • Finalmente, la anulación inmediata del nuevo Decreto de Escolarización. Es tarea irrenunciable de los poderes públicos garantizar la realización efectiva del derecho a la educación en condiciones de igualdad, y estas políticas segregadoras y de ataque al sistema público no garantizan este derecho.

Ahora, más que nunca, la comunidad educativa andaluza debe movilizarse en defensa de una educación pública de calidad, integradora, igualitaria y democrática; y pelear para que reciba la dotación económica y los recursos humanos adecuados para el desarrollo de sus funciones.

Comments are closed