La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, pone en conocimiento del Defensor del Pueblo Español la situación de las Oficinas de Extranjeros de la provincia de Cádiz

Pese a estas denuncias, la respuesta de la Subdelegación del Gobierno sigue siendo el silencio y, por ello, la ADPHA ha decidido elevar una queja ante el Defensor del Pueblo Español por la situación de esta Oficina y de las restantes Oficinas de Extranjeros de la provincia.

En la Oficina de Extranjeros de Cádiz se incumple la Ley de Igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, y el Real Decreto 366/2007 que desarrolla la citada Ley y que, en su artículo 5 obliga a que las Oficinas de Atención al Ciudadano sean accesibles para personas con discapacidad. No se puede decir eso de la Oficina de Extranjeros de Cádiz que mantiene una serie de escalones de gran altura que imposibilita la entrada de sillas de rueda, personas con movilidad reducida e, incluso, personas con carros de bebé. En ocasiones, los funcionarios salen a la calle para atender a las personas con movilidad reducida lo que, sin dejar de reconocer la buena voluntad de estas personas, supone un auténtico atentado para los derechos de los administrados.

Además, la Oficina de Extranjeros tiene unas dimensiones extremadamente reducidas. Dado que en la sala de espera no caben más de cuatro personas, habitualmente se forman unas colas considerables que ocupan todo el pasillo y llegan hasta la calle provocando que las personas que esperan para ser atendidas tengan que sentarse en el suelo o en los escalones, o pasar largos períodos de tiempo en la calle sin resguardo ante la lluvia en los meses de invierno o el sol y el calor en verano.

La deficiente ubicación de la Oficina de Cádiz se une a la escasa dotación personal de las oficinas de Algeciras y Jerez. Ello provoca que la documentación que los extranjeros presentan en estas oficinas no sea introducida en el sistema informático y que, por tanto, no tenga ningún efecto e, incluso, determinados documentos y expedientes desaparezcan a los efectos legales.

Todo ello se ha visto agravado con el nuevo sistema de Tasas impuesto por la reforma de la Ley de Extranjería que obliga a las personas a acudir dos veces a cada Oficina de Extranjeros para comenzar la tramitación de los procedimientos y que ralentiza la atención a cada individuo. Pese a ello y pese al aumento de ingresos que supone este nuevo sistema que ha aumentado el dinero recaudado en tasas en materia de extranjería de forma exponencial, nada se ha hecho por las autoridades competentes para paliar esta situación.

La APDHA espera que el Defensor del Pueblo intervenga en esta situación para poner fin a la desatención que el máximo responsable de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz mantiene con respecto a sus competencias en materia de extranjería.

Cádiz 14-10-2010

Comments are closed