APDHA denuncia la muerte de 7 personas y la desaparición de 30 en un naufragio cerca de Rabat

 

 

  • Denunciamos que la reducción de los flujos migratorios se está produciendo a costa de los derechos humanos
  • Desde la asociación apuntamos la utilización de una nueva vía para las migraciones

 

 

Andalucía, 30 de septiembre de 2019. Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) hemos denunciado esta mañana el naufragio de una patera el pasado sábado en Mohammedia, una ciudad situada a 70 kilómetros al sur de Rabat. Según hemos podido constatar, “siete personas muertas, varias heridas y unas 30 desaparecidas es el resultado de esta nueva tragedia que provocan las inhumanas políticas migratorias de la UE y Marruecos”.

“Aunque aún es pronto para confirmarlo, este nuevo drama podría acreditar la utilización de una nueva vía para las migraciones”, dado que en las últimas semanas varias pateras han llegado a la costa norte gaditana procedentes de las costas occidentales de Marruecos, una zona que comprende desde Salé a Casablanca.

“Como confirma la tragedia de Mohammedia, es una ruta extremadamente peligrosa”, pues las pateras tienen que navegar mar abierto durante tres o cuatro días hasta llegar a su destino. Se utilizan además frágiles y viejas embarcaciones de madera, volviendo a la situación que se vivió en los años 90.

Desde el área de migraciones de la asociación, sostenemos que es una ruta obligada para muchas personas, que recaban en su comunidad el dinero necesario para comprar la embarcación. “Los acuerdos secretos entre España y Marruecos de finales del año pasado impiden la vía del Mediterráneo, ya que las fuerzas marroquíes vigilan de forma mucho más intensa toda la costa norte”. Además, “el hecho de que parte de los rescates sean realizados por la gendarmería marroquí que inmediatamente los devuelve a tierra, disuade también a muchas personas candidatas a la migración a usar esta vía”.

Desde el punto de vista de la APDHA, efectivamente es posible que el Gobierno español consiga su objetivo de reducir drásticamente los flujos migratorios hacia España desde Marruecos, “pero será desde luego a costa de los derechos humanos y de la vida de muchas personas que huyen de la crisis social, política y económica que vive nuestro vecino del Sur”.

 

 

Comments are closed