Propuestas para el respeto de los derechos humanos en Cádiz

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha presentado hoy, coincidiendo con el comienzo de la campaña electoral, un catálogo de propuestas que considera imprescindibles para el respeto de los derechos humanos en el municipio.

Según declaró María Casso, delegada de la APDHA en Cádiz, el objetivo de esta plataforma reivindicativa es hacer conscientes a los partidos políticos que concurren a las elecciones municipales de que numerosos sectores sociales ven vulnerados sus derechos humanos en nuestras localidades. Y que en buena medida depende de las políticas municipales el avanzar en su respeto. Este catálogo de propuestas titulado “Un municipio respetuoso con los derechos humanos”, será entregado a cada uno de los cabeceras de lista de todos los partidos políticos de las diferentes localidades que en los que actúa la APDHA en Cádiz Bahía y Janda.

Queremos desde la APDHA, continuó María Casso, ejercer nuestra ciudadanía, desde la sociedad civil y no simplemente votando cada cuatro años, sino de forma comprometida, responsable y solidaria. Ejerciendo el derecho a la participación política y a que nuestras opiniones sean tenidas en cuenta. Desde ese compromiso, dijo, esperamos ciudades en las que la los hombres y mujeres tengan acceso a los derechos básicos de un techo para vivir y un empleo con en el que ganarse la vida; en el que los que menos tienen no vivan segregados en barrios peor atendidos; pueblos acogedores con quienes llegan buscando paz y futuro,  en los que siempre se encuentre la forma de ayudar a quienes están pasando malos momentos, en los que no se discrimine a los más débiles.

Por su parte, Rafael Lara, portavoz de la Asociación, denunció que aunque todos los programas de los partidos se reclaman de los derechos humanos, en la práctica, salvo honrosas excepciones, el cumplimiento de los derechos humanos está ausente en la práctica, primando más actuaciones que sólo buscan conseguir votos, frente a las necesidades de los ciudadanos, frecuentemente ignoradas en beneficio de la “política de foto y escaparate”.

Rafael Lara reconoció la crítica situación financiera de los Ayuntamientos. Una situación que en parte es responsabilidad de los que los han administrado con despilfarro, falta de transparencia, sueldos desorbitados, y mal uso de los fondos públicos. Pero que también tiene su origen, continuó diciendo, en la falta de una ley de financiación municipal, pendiente desde el inicio de la democracia o en la cicatera de la Junta de Andalucía, en tanto que competente y responsable en última instancia de los servicios y la atención social, que por ello tiene graves carencias en nuestra tierra. Abogó por la comarcalización de servicios, que no avanza por el localismo o el partidismo más estrechos. Así como por que se den pasos en la convivencia en nuestras localidades no desde ordenanzas incívicas como las del Puerto de Santa María que sólo consiguen perseguir, criminalizar e invisibilizar a quienes molestan y que tienen clara voluntad de controlar las conductas en el espacio público vulnerando derechos fundamentales.

Diego Boza, asesor jurídico de la APDHA, en su intervención se centró en desarrollar algunas de las medidas concretas que la APDHA recoge de forma bastante amplia en esta plataforma reivindicativa local. Señaló que partimos de una situación de extremado riesgo social. Con más de 180.000 parados en la provincia, casi un 20% en pobreza relativa y un 10% en situación de grave vulnerabilidad o exclusión social. Este dato es mucho más tremendo, dijo, en Cádiz capital, donde vive una de cada cuatro personas en exclusión de todas las existentes en la provincia. Uno de cada cinco ciudadanos de la capital padece una situación de grave vulnerabilidad.

Por ello reivindicó que desde los ayuntamientos se trabaje para exigir al Parlamento Andaluz la aprobación de una Ley para la Inclusión social, postergada una y otra vez desde hace años, pese a los numerosos pronunciamientos favorables (entre ellos de los plenarios de los ayuntamientos de la Bahía de Cádiz) y a las promesas de tiempos electorales.

Diego Boza se refirió entre otras cuestiones a la necesidad de acabar con la infravivienda o el chabolismo existente en nuestra zona, fomentar y dotar el papel de los servicios sociales y comunitarios, atender con medios adecuados a las personas sin hogar, o apoyar a las personas presas que siguen siendo ciudadanos de nuestros municipios y que son el último eslabón de la exclusión social. También fueron señaladas las medidas en relación a la salud, a la educación, o a las políticas de  igualdad. Fomento de la cooperación al desarrollo para los países pobres o colectivos especiales como menores o personas mayores son objeto de esta plataforma de propuestas.

Finalmente resaltó la necesidad de considerar a las personas migrantes como nuestro nuevos vecinos, con todos sus deberes y derechos. Boza terminó dando particular importancia a desterrar los mensajes xenófobos y racistas que se lanzan desde determinados ámbitos políticos, frente a los cuales reclamó tolerancia cero.

Cádiz, 6 de mayo 2011

Comments are closed