Se reanuda el juicio contra Endesa por los sistemáticos cortes de luz en distrito Norte de Granada

  • Un juicio por vulneración de derechos humanos, como el derecho a la salud y la educación
  • Exigen a Endesa que ponga todos los medios para asegurar el fin de los cortes de luz

Granada, 08 de abril de 2022.  Este viernes 8 de abril se reanuda el juicio a Endesa por vulneración de derechos fundamentales en el que vecinas y vecinos de Distrito Norte de Granada, Anaquerando, Fundación Lestonnac, la parroquia de la Paz y la delegación en Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) reclaman “el fin de los cortes de luz indiscriminados que sufre este distrito”.

El objeto de la demanda a Endesa, formalizada en junio de 2019, “sigue plenamente vigente”, declaran los demandantes y señalan: “los cortes de luz continúan en nuestros barrios sin una respuesta que pongan fin a esta situación y garantice todos nuestros derechos”.  Asimismo, dado el tiempo transcurrido, añaden que “algunos de los demandantes ya han muerto sin ver el fin de los cortes de luz” y que “a otros, sí que se les ha restablecido el suministro eléctrico”, una situación que demuestra que “si Endesa quiere, puede lograr que Distrito Norte en Granada sea un espacio sin cortes de luz”, afirman.

En este sentido, remarcan que “el fin de los cortes de luz y la garantía de todos los derechos que se ven afectados son posibles si la eléctrica pone medios para ello” y a modo de ejemplo, aclaran, “tal y como ocurrió en el Colegio Luisa de Marillac, que tras meses de cortes de luz diarios, vieron restablecido el suministro sin interrupciones en tan sólo unos cuantos días una vez que se denunció públicamente la situación”. Consideran que este es el camino que debe tomar Endesa, “adoptar cuántas medidas sean necesarias y que todo el distrito cuente con luz para el desarrollo de una vida con dignidad”.

Sin embargo, los cortes de luz continúan y cabe mencionar que su impacto es mayor en aquellas personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, como infancia, personas mayores o en situaciones de electrodependencia. En concreto, especifican que “son muchas las personas electrodependientes del distrito que siguen temiendo por sus vidas y el empeoramiento de su salud, dado que Endesa ni siquiera a ellas les garantiza la luz” y ante estas realidades, la eléctrica indica a quien solicita una solución inmediata, que “debe poseer un grupo electrógeno instalado en su domicilio que ha de ser sufragado por la propia familia”.

Ante la situación descrita, que no solo está teniendo lugar en Distrito Norte de Granada, sino en muchas otras localidades, entre las cuales se encuentra Pinos Puente, donde decenas de familias lleva más de un mes sin suministro eléctrico, las organizaciones demandantes afirman que “no es posible vivir dignamente sin luz”. Según sostienen, se trata de un suministro que “tienen que garantizar las eléctricas, especialmente a todas aquellas personas que están al día de sus contratos, así como las administraciones e instituciones a quienes les corresponde velar y adoptar las medidas que sean necesarias para la garantía de los derechos”.

banner haste pro derechos

Comments are closed