Entidades sociales se concentran para denunciar el desahucio de una familia con dos hijos menores previsto para el próximo 20 de mayo

  • El desahucio está previsto en la barriada del Polígono Norte.
  • La familia cuenta con un informe de vulnerabilidad de los Servicios Sociales.
  • Las entidades critican la falta de alternativas habitacionales dignas y exige medidas de “calado y efectivas”.

Sevilla, 18 de mayo de 2022– La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA  Sevilla) y la Oficina de Derechos Sociales (ODS), denuncian que el próximo 20 de mayo, en la barriada del Polígono Norte, se ha ordenado el lanzamiento de desahucio de una familia en situación de vulnerabilidad.

S. y C. son inmigrantes procedentes de Ghana y Nigeria, con dos hijos nacidos en España, un niño de cuatro años y un bebe de 8 meses. Su actual situación refleja las enormes dificultades que pueden llegar a sufrir las personas migrantes, donde a las dificultades de la regularización y acceso al trabajo formal se les suma las de la vivienda.

La madre llegó embarazada en patera a España del hijo mayor. El padre trabaja de forma eventual, como peón agrícola y en diversas labores del sector informal, ante la imposibilidad de conseguir permiso de trabajo tras rechazarse su solicitud de asilo. Esta situación de irregularidad se transmite a sus hijos, aunque hayan nacido en España y se encuentren plenamente integrados en el barrio.

Actualmente está en negociaciones para solicitar el arraigo social con un precontrato laboral. La situación irregular somete a esta familia, como a muchas otras, a una extrema tensión. Aunque pueden mantener a sus hijos en condiciones dignas, con un enorme esfuerzo, se le presentan enormes trabas para lograr acceder a un trabajo estable o a cualquier tipo de subsidio. Subsisten por lo tanto precariamente, gracias a los escasos ingresos eventuales y el apoyo de sus vecinos y vecinas.

Llevan viviendo en el Polígono Norte desde hace 4 años, durante los que no han dejado de pagar el alquiler de su vivienda en ningún momento. Sin embargo, hace dos años les llegó un requerimiento de desahucio. La propietaria había dejado de pagar la hipoteca, aunque hasta ese mismo momento seguía demandando y cobrándoles el alquiler. Como consecuencia, la propiedad del piso había pasado al Banco Sabadell, que ahora lo reclama.

La familia cuenta con un informe de vulnerabilidad de los servicios sociales. A pesar de la precariedad económica, es una familia muy integrada en el barrio. Llevan cuatro fechas de desahucios en el último año, que se han paralizado por diferentes cuestiones, siendo la siguiente prevista para el 20 de mayo.

Dicha familia es atendida en el Punto de Información de Vivienda y Encuentro (PIVE) que coordina la APDHA Sevilla y en la Oficina de Derechos Sociales, donde se atienden a familias amenazadas de desahucios o con problemas de vivienda.

Desde las entidades denunciamos la falta de alternativas habitacionales y exigimos  medidas de “calado y efectivas” para las personas en situación de vulnerabilidad.

banner haste pro derechos

Comments are closed