APDHA exige a la Junta de Andalucía que cumpla con su obligación de tutela con los MENAS

  • La asociación presenta queja ante el Defensor del Menor para que investigue la incitación al odio y racismo que se están dando en la Macarena

20190617_210347

Sevilla, 18 de junio de 2019-. La Delegación de Sevilla de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), ha presentado una queja ante el Defensor del Menor de Andalucía y la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

El motivo se debe a los graves incidentes que se están dando en una amplia zona de Sevilla (Macarena) que han podido vulnerar los derechos de menores no acompañados que serán acogidos próximamente, a través de una fundación conveniada, por parte de la Junta de Andalucía.

El detonante de los incidentes ha sido la noticia de la aprobación por parte de la Junta de Andalucía, instalación de un centro de acogida de reinserción socio-laboral de menores no acompañados, en el barrio de la Macarena.

Se han realizado, por parte de algunas asociaciones, campaña para impedir la instalación del centro  de acogida de menores extranjeros no acompañados y se ha señalado donde residirán los menores y su ubicación exacta.

Asimismo, dichas organizaciones han esgrimido como motivo, la  existencia de abundantes  centros de acogida social en el distrito. Sin embargo son  muchas las indicaciones que apuntan a estimar el rechazo a los menores migrantes como el auténtico motivo. Sin conocer a los posibles acogidos se les ha despreciado como “manojo de inmigrantes”, se ha advertido sobre su peligrosidad, reconociéndoles como delincuentes y se han difundido en todos los tonos las socorridas expresiones cargadas de racismo y xenofobia. Incluyendo la afirmación de llevar más delincuencia la barrio, o que el centro de acogida se pueda convertir en “un nido de prostitución o delincuencia, ocupas y trata de blancas”.

Ninguna valoración positiva se ha reconocido a los menores, el trabajo de acogida o reinserción laboral que se realizará con ellos,  y ninguna reivindicación se ha hecho en orden a evitar los abundantes problemas de convivencia social que dicen sufrir los barrios que mencionan.

También ha habido numerosos vecinos que  han mostrado la  necesidad de acogida y además de ofrecer su solidaridad con los menores migrantes, les han propuesto como merecedores del reconocimiento de todos los derechos que ampara la tutela de la Junta.

Desde al APDHA-Sevilla, hemos recordado a la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación que la Junta de Andalucía debe prestar la debida atención a todos los menores extranjeros no acompañados que se localicen en territorio andaluz. Esta responsabilidad deriva del artículo 172 del Código Civil, del artículo 14 de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor y el artículo 35 de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social; y dentro de la Junta de Andalucía, corresponde a la Dirección General de Infancia y Conciliación, en virtud de lo establecido en el artículo 10 del Decreto 106/2019, de 12 de febrero, por el que se establece la estructura orgánica de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, el ejercicio de las competencias que tiene atribuidas la Junta de Andalucía en materia de desamparo, tutela, acogimiento, adopción y cualquier otra forma de protección de la infancia, así como la ordenación, gestión y coordinación de los recursos destinados a la infancia.”

Asimismo, al Defensor del Menor se le ha requerido que tome las medidas necesarias para el cese de las acciones que violentan la seguridad de los menores referidos, investigue y denuncie,   derivando a los órganos judiciales competentes si corresponde, a los instigadores de las mismas, así sí como ponga todas las medidas a su alcance para que el ambiente vecinal donde van a residir sea positivo para ellos.