Inicio arrow Nosotros arrow Comunicados arrow Cárceles arrow La prisión de Sevilla I ya cuenta con una línea de autobús tras varios años sin ningún tipo de servicio público
La prisión de Sevilla I ya cuenta con una línea de autobús tras varios años sin ningún tipo de servicio público Imprimir
20/06/2013

 

TUSSAM ha habilitado los fines de semana la línea 53 

Tras más de 4 años de reivindicaciones de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y de los familiares de personas presas por la existencia de un trasporte público a las prisiones andaluzas, este mes TUSSAM pone en servicio la nueva línea 53, que realiza el recorrido de forma directa desde la Avenida de Andalucía (Los Arcos) hasta el Centro Penitenciario de Sevilla I, realizando cinco paradas intermedias.

De esta manera ha sido atendida esta justa reivindicación de la APDHA y de los familiares de personas presas, que facilite y haga posible las visitas a la cárcel mediante un servicio púbico necesario para uno de los sectores más empobrecidos y excluidos de la población andaluza.

Existen prisiones en Andalucía, como todas las sevillanas, en las que no existía ningún servicio público que las comunicara con las ciudades. Hemos denunciado en multitud de ocasiones esta situación como inadmisible, en cuanto que muchos de los familiares de las personas presas disponen de muy escasos recursos y no pueden abonar el coste de un servicio privado todas las semanas. Algunos familiares deben ahorrar todo el mes para poder hacer una sola visita o distanciarlas incluso más, lo que les produce un sufrimiento añadido a la situación de tener un familiar cumpliendo condena, otros con precarias economías ven casi imposible poder relacionarse con su familiar preso a veces durante años. Por otra parte, las personas presas que salen del centro penitenciario a trabajar o simplemente de permiso, si no disponen de medios privados, tampoco cuentan con trasporte que les acerque a la ciudad. 

Los usuarios que necesiten de este servicio pueden beneficiarse también del sistema tarifario habitual de TUSSAM, incluyendo los bonos solidarios,  lo que facilita los transbordos para poder conectar con cualquier otro punto de la ciudad. Así, durante los sábados y los domingos la empresa pública de transportes ofrece siete servicios a lo largo del día –entre los recorridos de ida y vuelta- para adaptarse a los diferentes horarios de visitas.

Desde la APDHA queremos destacar la predisposición TUSSAM para crear y adaptar este servicio imprescindible a las necesidades de los usuarios. Incluso existe el compromiso durante la puesta  en funcionamiento de la línea 53  de adaptar los horarios si se ve necesario, o aumentar su frecuencia si fuera posible. Cuestión esta última que vemos de gran importancia para evitar que los familiares deban esperar varias horas antes o después de las visitas para poder utilizar el trasporte.

A pesar de esta buena noticia para los reclusos del Centro Penitenciario de Sevilla I, no podemos olvidar que las otras dos prisiones sevillanas (situadas en Morón y en Mairena del Alcor) se encuentran todavía sin ningún tipo de comunicación que facilite a presos y familiares la comunicación. Así, las familias con menos recursos económicos y familiares en esas dos prisiones no pueden realizar visitas o lo hacen de manera muy esporádica. No es de recibo que deban abonar cantidades inasumibles en taxis (entre 60 y 100 euros) porque no existe otro modo de llegar.  No es un problema exclusivo de nuestra provincia, en otros casos, como en Córdoba, Cádiz  o Granada, el servicio con la prisión es tan escaso y descoordinado que no es útil para los familiares.

Esta situación provoca no solamente grandes quebrantos en las precarias economías sino un sufrimiento añadido por la falta de relación con el familiar preso. Se produce una ruptura de relaciones familiares y además dificulta la reinserción de la persona presa, la aísla de su entorno, de sus hijos1 y familias y la convierte en una extraña que tendrá mucho más difícil integrarse en la sociedad a su puesta en libertad. Resulta tremendamente injusto, por ejemplo, que hijos1 pequeños se vean impedidos de relacionarse con sus padres, por falta de recursos económicos, no existiendo ni ayudas para los desplazamientos, ni interés político por prestar un servicio público suficiente de trasporte a las prisiones andaluzas. Hay que tener en cuenta que 4/5 partes de las personas presas provienen de barriadas periféricas y ambiente de marginación y la gran mayoría de las familias son pobres.

En Andalucía, según la ley 2/2003 de 12 de mayo, de Ordenación de los Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda y los Ayuntamientos deben facilitar el uso del transporte público, y especialmente en el caso de personas con menos recursos, así como promover la adecuada satisfacción de las necesidades de transporte de los ciudadanos en Andalucía en condiciones idóneas de equidad social.

Por ello, desde la APDHA seguimos reivindicado y trabajando para que las personas presas y los familiares del resto cárceles andaluzas puedan disfrutar de este derecho, ya que si las administraciones construyen centros penitenciarios alejados de los núcleos urbanos –con el agravante añadido que dificulta la reinserción de los internos- deben garantizar el transporte público a los mismos.

 

Sevilla, 20 de junio de 2013

 

 
© Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, 2007 -  Mapa Web -  Diseño web