Comunicado: Protesta frente a la Oficina Municipal de Vivienda para reclamar una mayor intervención ante a la crisis habitacional

  • Entidades sociales se concentran para exigir “medidas de calado y efectivas”
  • A pesar del “Escudo social”, familias en situación de extrema vulnerabilidad siguen siendo desahuciadas en la ciudad de Sevilla y el Ayuntamiento no ofrece alternativas habitacionales dignas
Concentración Por el Derecho a la Vivienda. PIVE 12-11-2021

Sevilla, 12 de noviembre de 2021.- La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) se ha concentrado hoy,  12 de noviembre de 2021 junto a otras entidades sociales y personas afectadas frente a la Oficina Municipal de Vivienda, con sede en el barrio de San Jerónimo, con objeto de reclamar alternativas habitacionales dignas para las familias en situación de vulnerabilidad social y riesgo de desahucio.

APDHA y la Oficina de Derechos Sociales (ODS) han acompañado a dos familias amenazadas de desahucio, ambas demandantes de vivienda pública desde hace años y que no han recibido respuesta por parte de la administración. Una de ellas será desalojada de su vivienda el martes próximo, 16 de noviembre y otra el viernes 26. En ambos casos se trata de mujeres solas con menores a cargo y sin recursos para afrontar el alquiler.

A pesar de la prórroga del “escudo social”, los desahucios siguen sucediéndose en la ciudad de Sevilla. El decreto del gobierno central paraliza los lanzamientos de hogares en situación de vulnerabilidad y sin alternativa habitacional, compensando a los arrendadores. No obstante, la dificultad de los trámites y gestiones en los juzgados y la falta de alternativas habitacionales dignas desde la administración están conduciendo a una proliferación de órdenes de desahucio que deja en la calle a familias enteras.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía cuenta en Sevilla con un Punto de Información de Vivienda y Encuentro (PIVE), donde atienden a personas y familias con problemas de vivienda. Desde aquí anuncian el “gran incremento en los últimos meses del número de familias que no pueden hacer frente a su alquiler” y que acuden regularmente solicitando apoyo. Desde la asociación se plantea la “existencia de una crisis habitacional en la ciudad”, derivada de la crisis sanitaria, a la cual los servicios sociales y de vivienda del Ayuntamiento no están respondiendo de manera adecuada.