Abril republicano 2017

Intervención/presentación del Acto Abril Republicano en el Teatro Principal de Puerto Real, por Lola Sanisidro, presidenta del Ateneo Republicano de Puerto Real que además cumple diez años de lucha por la libertad, la igualdad y la fraternidad (fotos al final)

IMG_0071 (Copiar)

Amigas, amigos, desde  el Ateneo Republicano de Puerto Real, Salud y República.

Amigos, amigas, además de todo lo que nos une en  ideas y actitudes, en este mes de abril celebramos el décimo aniversario de nuestro Ateneo Republicano de Puerto Real.

Sentimos el legítimo orgullo de contar  diez  años de republicanismo activo llevando la cultura por bandera.

Cada año que pasa nos acerca al nuevo abril, a nuestra primavera  republicana.

Y ojalá que una buena ventolera de abril  sacuda la inmundicia que está ahogando las instituciones públicas con el fraude, la mentira y el miedo.

Necesitamos  agua de abril  que limpie los sumideros de poder  y riegue la democracia para que no se nos muera de vergüenza.

Por más que los gobernadores civiles se empeñen en apagar la memoria prohibiendo banderas,  cada vez son más las ventanas que se abren para dar paso a la  luz de la república.

Porque cada bandera tricolor que levantamos es un recuerdo emocionado para   quienes defendieron con su vida el orden democrático frente a los sublevados fascistas.

Nuestro saludo a quienes dieron su vida, su libertad o su exilio porque demostraron su lealtad a la Constitución hasta el final.

Por el contrario, vaya todo nuestro desprecio a los gobernadores civiles que  hoy nos quieren prohibir los homenajes a la bandera tricolor.

A esos gobernadores civiles sólo podemos decirles que ellos   aún no han demostrado lealtad a su pueblo, ni a la constitución ni a nada digno. Solo demuestran su obediencia a las órdenes de un gobierno y un partido corrupto hasta la médula.

Por eso desde aquí vaya también  un saludo de respeto y aliento para aquellos servidores públicos, a los alcaldes cercanos de  Cádiz y de Puerto Real, a lo hombres y mujeres que saben representar y honrar la memoria democrática de sus pueblos alzando la bandera de la libertad en sus ayuntamientos.

Como diría Jorge Rodriguez, alcalde de Trebujena; Recapacitando, recapacitando, recapacitando… Viva la República

El año que ha pasado desde el último abril nos ha regalado algunas perlas de la bisutería monárquica y sus lacayos.

En su discurso de fin de año, el rey Felipe de Borbón, nos pide olvidar, no abrir heridas y  pasar página, añadiendo con sus palabras una nueva humillación a la verdad, a la historia, a las víctimas y a todo un pueblo desposeído, queriéndonos privar   también de la memoria. ¡Cómo se atreve!

Pasaremos página, que no lo dude, cuando se escriba la página de la verdad, la justicia y la reparación.

Pasaremos la página de los gobiernos corruptos y de las monarquías, pasaremos la página de la desigualdad y el enriquecimiento ilícito y obsceno.

Pasaremos la página y su reinado impuesto, su dinastía y sus cortesanos  serán página pasada.

Pasaremos la página pero no esconderemos la verdad, porque tenemos derecho a la memoria, que la verdad se abre paso como el agua, cuando menos la esperas.

Ya la puedes enterrar en las cunetas, ya puedes arrojarla en el océano del miedo, ya puedes acallar su rumor con tambores de guerra, que la verdad se abrirá paso.

Tras cuarenta años de dictadura y muerte y otros cuarenta de silencio, ya es hora de pasar la página del miedo.

Porque no podemos seguir viviendo bajo la corrupción aceptándola, avergonzados y mudos.

Para que el desgobierno de estos delincuentes  no termine corrompiéndonos el alma y amargándonos la vida.

Pasaremos la página de la monarquía y la devolveremos a su lugar allá  en la noche de los tiempos y en las vitrinas de los museos.

Pasaremos la página y daremos lugar a un nuevo paisaje mental  y político, democrático, social y cívico,   en el que los derechos humanos y las necesidades  vitales de las personas sean el primer mandato al que deban obedecer los gobernantes.

Recapacitando, recapacitando, recapacitando

¡Viva la República!  ¡Ni un paso atrás!!!

No se admiten más comentarios