Los derechos humanos 70 años despues

Diego Boza es, delegado de la APDHA en Cádiz

El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó, en París, la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Aunque es sobradamente conocido, resulta necesario recordar el contexto histórico de aquel momento. El mayor conflicto armado de la Historia acababa de terminar. La Segunda Guerra Mundial había arrasado gran parte de Europa y había provocado millones de muertos en todo el mundo. Pero incluso más allá del dolor y sufrimiento generado, el nazismo, tolerado durante muchos años por la Comunidad Internacional, había provocado situaciones nunca vistas hasta entonces. El Holocausto sobre la población judía dio lugar a la creación del concepto de genocidio.

Setenta años después, la Declaración Universal ha alcanzado un grado de consenso generalizado. Tal realidad podríamos considerarla como un aspecto positivo. Tras siete décadas prácticamente nadie en el espacio público de los países democráticos discute la primacía y la defensa de los Derechos Humanos. Pero, precisamente, su generalización ha supuesto un elemento problemático. Nadie discute los Derechos Humanos porque los Derechos Humanos comienzan no querer decir nada. Van paulatinamente convirtiéndose en lo que Laclau califica como “significantes vacíos”. Ideas, conceptos que se utilizan en el discurso público y político pero que han perdido cualquier valor para designar realidades.

Esa es una de las razones por la que los Derechos Humanos se han convertido en un término de uso generalizado, porque en buena medida han perdido su significado. Se habla de Derechos Humanos y se mantienen discriminaciones que vulneran el artículo 1º que afirma que “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Nadie dice que está en contra de los Derechos Humanos pero se articulan (y se sustentan con el voto) políticas que generan pobreza, que excluyen, que aumentan la desigualdad, que olvidan a los colectivos más desfavorecidos… Hasta los herederos de las víctimas del Holocausto desarrollan prácticas que se dirigen hacia el genocidio del pueblo palestino.

Vivimos, además, tiempos peligrosos para esta relativización de valores fundamentales como los Derechos Humanos. El ascenso del fascismo en diversos puntos del planeta y también en nuestro entorno más cercano genera el riesgo de repetir las situaciones del mundo en los años 30, las situaciones que, finalmente desembocaron en el dantesco conflicto que dio lugar, precisamente, a la necesidad de promulgar una Declaración Universal que estableciese el mínimo común denominador en cuanto a la garantía de la dignidad de los seres humanos.

En este contexto, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía quiere aprovechar la efeméride que se cumple en estos días para poner sobre la mesa reflexiones que permitan reconstruir el concepto de Derechos Humanos como una realidad tangible, exigible y, por tanto, defendible frente a los poderes públicos. Para ello, en los próximos días publicaremos una serie de artículos escritos por pensadores, activistas u otras personas implicadas en la lucha por los Derechos Humanos. El objetivo es aportar para la redefinición de los Derechos Humanos, a la identificación de sus vulneraciones, a las necesidades que generan. De esta forma pretendemos contribuir a un análisis que sea la base del trabajo para la defensa de los Derechos Humanos.

Setenta años después resulta imprescindible poner en conexión la Declaración Universal de los Derechos Humanos con la realidad, dotarla del contenido necesario para que se constituya en aquello para lo que fue concebida, instrumento para la protección de los más desfavorecidos, para la garantía de la dignidad de las personas. De esta forma podremos negar que nadie esté en contra de los Derechos Humanos. Son muchos los que actúan en contra de ellos. Por eso, ahora más que nunca, es necesario insistir en su vigencia y en la necesidad de garantizarlos y protegerlos.

 

Descarga el archivo con todos los documentos aquí:  Aportaciones para la reflexión sobre la realidad y vigencia de los Derechos Humanos en el 70º aniversario de la DDUU

No se admiten más comentarios