APDHA se suma a la huelga y movilizaciones feministas del 8 de marzo

La APDHA se suma a la huelga del 8 de marzo.

Llama a la participación masiva en la manifestación que sale a las 6 de la tarde de la Plaza Asdrúbal en Cádiz

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía se suma a la huelga convocada para el 8 de marzo, que es un llamamiento a una huelga laboral, pero también en el consumo, la educación, el movimiento asociativo y las tareas de cuidados y de hogar. Para demostrar que, si nosotras paramos, se para el mundo.

Los derechos humanos son y serán feministas, porque la universalidad necesaria que promueve no es posible mientras sigan existiendo discriminaciones y límites a nuestra libertad por cuestiones de sexo o género. Es necesario reconocer que las injusticias no se viven y no son las mismas, cuando eres mujer o desbordas las expresiones de género, sexo y sexualidad normativas (lesbianas, gays, trans, bisexuales, intersexuales..). De ahí nuestra identidad feminista, de ahí que el 8 de marzo la APDHA saldrá a la calle para poner de manifiesto que nuestro compromiso con los Derechos Humanos es y será todos los días un compromiso feminista.

Con nuestra movilización nos sumamos al hartazgo y la denuncia de miles de mujeres frente a una sociedad injusta, que tiene en el centro al capital y el mercado, dejando la vida y su sostenimiento a merced de sus intereses. Una sociedad que mantiene una clara división sexual del trabajo y su desigualdad, en la que las actividades que tradicionalmente han sido asignados a mujeres son ámbitos de trabajo que se desarrollan en condiciones de mayor injusticia, precariedad y explotación.  Una sociedad en la que, si no computas, no eres nada ni tienes derecho a nada, condenando a la precariedad a miles de mujeres que, como las trabajadoras sexuales, porteadoras y mujeres que trabajan en el empleo de hogar y cuidados sin contrato, no se reconocen como trabajadoras.

Nos sumamos a un hartazgo que es el hartazgo también de las mujeres migrantes, que padecen con nosotras las zancadillas de esta sociedad machista y desigual pero además se enfrentan al racismo y la exclusión de una sociedad que se les niegan sus derechos fundamentales. Mujeres todas que no computan, que no importan, pero que, si ellas paran, también se para el mundo.

Nos unimos al grito unitario de ¡Basta YA! contra las violencias sexistas, contra los malos tratos en la pareja, las agresiones sexuales, el acoso laboral, contra las prácticas discriminatorias hacia las mujeres en el empleo, contra la ausencia de corresponsabilidad y reconocimiento en las tareas domésticas y en los cuidados.

Nos movilizamos este 8 de marzo desde nuestro compromiso feminista y por los sectores que padecen en mayor grado las violaciones de derechos humanos, poniendo el foco de atención en diferentes realidades de mujeres con las que nos sentimos especialmente comprometidas; por las mujeres privadas de libertad, presas en nuestras cárceles o en los CIEs, instituciones regidas por un sistema penitenciario y penal fuertemente patriarcal y racista. También lo hacemos por las muchas mujeres que sostienen con sus cuidados y economía a tantas familias afectadas por la privación de libertad de alguno de sus miembros. Por las muchas mujeres a las que se le niega el derecho a una vivienda digna o cuidar de sus familias en unas condiciones adecuadas, como ocurre en los asentamientos chabolistas.

Nos movilizamos desde un feminismo crítico y auto-crítico, consciente y reflexivo, un feminismo que aspira unirse a las voces de las putas, las presas, las desahuciadas, las racializadas, las precarias, las migrantes y las explotadas. Un feminismo transformador de mujeres y hombres, que quiere inspirar masculinidades alternativas, respetuosas y comprometidas con la igualdad, una sociedad en definitiva que apueste por nuevas maneras de entendernos y vivirnos libres.

Los derechos humanos o son feministas o no son derechos humanos

No se admiten más comentarios