20J 2019 | Día Internacional de las Personas Refugiadas

Junto a Puerto Real Solidaria y en colaboración del Ayuntamiento de Puerto Real organizamos una manifestación por las calles de la localidad para reclamar que se cumpla la legislación internacional en materia de asilo y las políticas migratorias apuesten por establecer vías legales y seguras para que miles de personas no sigan perdiendo la vida en el mar.

Antes de la lectura del manifiesto, guardamos un minuto de silencio por las últimas 22 personas que fallecieron durante la travesía de una patera por el mar de Alborán el pasado miércoles 19 de junio.

El acto terminó con la actuación musical de nuestra compañera Sandra Reyes.

 

MANIFIESTO 20J Día Internacional de las Personas Refugiadas. Puerto Real 2019.

El 4 de diciembre de 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 55/76 en la que declaraba el 20 de Junio DÍA MUNDIAL DE LAS PERSONAS REFUGIADAS, haciéndolo coincidir con el Aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

Desde entonces y como consecuencia de las políticas europeas de blindaje de sus fronteras, decenas de miles de personas han perdido la vida intentando cruzar el Mar Mediterráneo convirtiéndolo en un inmenso cementerio.

Hace un año saludamos esperanzados aquí mismo la acogida del buque Aquarius por el gobierno de España. Un año después, lamentablemente, tenemos que decir que no logramos apreciar diferencias sustanciales en esta inhumana política entre los gobiernos de unos y otros partidos que se alternan en España.

Fin de la manifestación en la Plaza de Jesús, Puerto Real.

¿Cuáles han sido hasta el momento los ejes fundamentales con los que se gestiona este fenómeno por parte de los diferentes gobiernos? ¿Cómo recibimos a estas personas que llegan a nuestro país?

El elemento esencial de la gestión de las migraciones en estos años ha consistido en impedir como sea que salgan migrantes hacia nuestras costas. Tanto España como la Unión Europea han potenciado los acuerdos de externalización por los que se subcontrata el control de fronteras con países terceros, con importantes contrapartidas millonarias -camufladas como cooperación al desarrollo- que están fortaleciendo a estados fuertemente autoritarios que violan sistemáticamente los derechos humanos, tanto de los migrantes en tránsito como de su propia población, como es el caso de Marruecos.

Si las personas migrantes logran sortear al gendarme del sur, la voluntad política ha sido buscar la forma de evitar como sea que lleguen a nuestra costa. Así, para impedir que lleguen se levantan muros y alambradas cada vez más altos y más cargados de crueldad e inhumanidad, se despliegan fuerzas policiales o militares y se implementan sistemas de vigilancia de alta tecnología. Todo ello se hace con inversiones millonarias destinadas a las empresas de armamento y seguridad que han convertido la xenofobia en un lucrativo negocio.

Pero si llegan, si logran sortear muros y patrulleras, el objetivo es que estas personas sean detenidas y expulsadas lo antes posible. Todo el sistema de gestión de la llegada de migrantes a nuestras costas está basado en la detención, el encierro y la expulsión, por más que a veces intenten disfrazarlo como un sistema de “acogida”.

Actuación de nuestra compañera Sandra Reyes.

No hay tal política de acogida; y los compromisos de acogida a los refugiados atendiendo al programa de la Unión Europea para reubicación y reasentamiento, ha sido continuamente desatendido por el gobierno español, acogiendo solo a 2.892 de las 17.337 que se comprometió a acoger en 2015.

Los datos de 2018 revelan que hay 78.710 expedientes, equivalentes a 2 años de demora. Pero según cifras del mismo Ministerio del Interior desde el 1 de enero al 31 de mayo de 2019 se han presentado 46.596 solicitudes de protección. Estamos pues, hablando de vulneración del art 14 de la Declaración Universal y de la vulneración del Estatuto de las Personas Refugiadas.

Así se cierra el círculo de las políticas que muchos califican de auténtica “guerra contra las personas migrantes”: que no salgan, si salen que no lleguen, si llegan que sean detenidas y luego, si están, como solicitantes de asilo, se quedan varadas.

La habitual falta de información, de intérpretes, de acceso a la solicitud de asilo, se ha visto acompañada de una deficiente atención sanitaria, con el encierro en polideportivos y otras instalaciones provisionales en condiciones lamentables, con deficiente alimentación, sin mantas, sin suficientes servicios, sin colchonetas, etc. Como la muerte de Samba Martínez en el CIE de Aluche en 2011.

La consecuencia más dramática de esta política migratoria se salda con la muerte de centenares de personas cuando intentaban llegar a nuestro país. En estos 30 años la APDHA ha podido contrastar 7.780 personas muertas y desaparecidas cuando intentaban llegar a España, que seguramente serán muchas más. En 2018 se elevana 1.064, de ellas 146 intentando llegar a las costas de Cádiz. Estas cifras estremecedoras no logran conmover a nuestros dirigentes nacionales y europeos.

Las últimas medidas tomadas por el Gobierno de España profundizan en esta política de muerte y sufrimiento. Quitar las concertinas, pero subvencionando su instalación en el lado marroquí. Bloquear a los buques de las ONGs de salvamento Open Arms y Aita Mari. Limitar la acción de Salvamento Marítimo y reducir sus recursos. Subcontratar a Marruecos las tareas de salvamento en la zona SAR de competencia española, cuando es de sobra conocido queMarruecos no está preparado, ni política ni materialmente, para ocuparse eficazmente de los rescates de seres humanos en el mar.

La APDHA y Puerto Real Solidaria venimos reclamando un profundo cambio de rumbo en las actuales políticas migratorias de “guerra contra los migrantes”. Y creemos que la constitución de un nuevo gobierno de izquierdas y progresista en España tendría que abordar ineludiblemente este cambio de rumbo y liderarlo también en Europa. Mientras tanto son responsables del inmenso crimen que se está cometiendo en las fronteras europeas.

POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO

POR EL RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LAS FRONTERAS

NO MAS MUERTES EN EL ESTRECHO

 

Puerto Real 20 de junio 2019

No se admiten más comentarios