CONCENTRACIÓN | Solidaridad con el Pueblo Palestino 17 Mayo ’21

Tras los últimos ataques de Israel en Gaza, que se han cobrado la vida de al menos 192 personas -entre ellas 55 menores – nos hemos concentrado hoy en la Plaza de San Juan De Dios en Cádiz en solidaridad con el pueblo palestino #PalestinaLibre

Album fotos Facebook

 

Manifiesto

ISRAEL, BASTA YA DE ASESINATOS, BASTA YA DE EXTERMINIO, BASTA YA DE MATAR SELECTIVAMENTE A LA POBLACIÓN PALESTINA

Nos convoca hoy la escalada de violencia, la represión, el bombardeo que el gobierno israelí está desatando contra el pueblo palestino.

Muchas personas de quienes estamos aquí hemos visto con estupefacción, rabia e indignación en los medios de comunicación, como la policía israelí y equipos antidisturbios arremetían contra la población civil palestina, unas 90.000, que celebraba el Ramadán en la explanada de las mezquitas. Y un día después vemos cómo la aviación israelí atacaba desconsideradamente Gaza ocasionando la muerte de, al menos, 100 personas, montones de heridas y viviendas destrozadas, de las pocas que ya quedaban en pie, después de años de represión.

La situación está descontrolada y las masacres se suceden unas a otras, a cuál peor y sin saber hasta cuándo va a durar la escalada de violencia donde el más fuerte, Israel, incrementa la represión.

Hace unos días la ONU y el mismo Estado español volvían a llamar la atención a Israel por continuar con la ocupación de Palestina, saltándose una y otra vez todos los protocolos internacionales que prohíben taxativamente la ocupación, la invasión y la anexión de territorios bajo su control; de un territorio y de una población que históricamente y bajo ningún concepto les pertenece. Los desahucios ocurridos en Jerusalén este, podrían ser considerados, según la ONU, crímenes de guerra, por estar esa zona supeditada al Derecho Humanitario

Human Right Watch (HRW) en su informe anual comenta que todos los aspectos de la vida de la población palestina está bajo el control judío israelí, cuyo principal objetivo ha sido y continua siendo la desposesión de la tierra, la privación de derechos a la ciudadanía palestina y el control sobre su demografía, lo que podemos constatar a través de los desahucios, los encarcelamientos como el de Juana Ruiz y de los defensores de derechos humanos, la ocupación de territorios así como los abusos de poder del ejército israelí, especialmente hacia las personas más jóvenes, mujeres y niños.

La Asociación ‘Breaking the Silence’, formada por exsoldados israelíes, confirmaba que una de las estrategias del ejército es entrar en las viviendas palestinas a altas horas de la noche o en la madrugada y arrestar, sin causas concretas, violando la autonomía y el espacio personal y familiar.

Y estos días, medios de comunicación detallan

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, como no podría ser de otro modo, ha continuado denunciando la vulneración sistemática de derechos por parte de Israel y la impasibilidad de los estados miembros de la ONU.

Recordamos también el llamamiento internacional de la GDAMS (Días globales contra el armamentismo y la militarización), movimiento que la APDHA apoya, e instamos a los Gobiernos, muy especialmente a Israel, a cambiar el rumbo de las inversiones en armamento y militarización por gastos sociales, sanidad, educación… Israel, “un país militarizado hasta los dientes y con gastos en armamentos que supera 20 mil millones de dólares o el 5,3% de su PIB”. Israel mantiene su posición a la cabeza de la carrera armamentista por decimotercer año consecutivo, señala la última edición del Índice Global de Militarización (GMI) del Centro Internacional de Conversión de Bonn, con sede en Alemania, y cuenta con unos 169.500 soldados en Tel Abib.

El sábado 15 de mayo se celebraba el 73 aniversario de la Nakba la APDHA reclamábamos con otros colectivos propalestina la excarcelación de Juana Ruiz y de todas aquellas personas que están en las cárceles israelíes sin causa justificada y esperando un juicio que se prolonga en el tiempo;  la vuelta de todas las personas refugiadas, procedentes de los territorios ocupados, y finalmente, a que la población palestina sea tratada en igualdad de condiciones que la población judía con respecto a la vacunación de la Covid-19, por ser un derecho del que el Estado de Israel como gobierno ocupante, debe responder.

Y ante tantas muertes, tanta represión, las denuncias, las reclamaciones se quedan cortas… no lo podemos decir más alto, ni más claro, con indignación y con mayúsculas ¡BASTA DE EXTERMINIO! ¡Basta ya de matar impunemente! ¡bata ya de genocidio!

 

Los comentarios están cerrados.