Manifiesto por el derecho a la educación pública

“La educación es un derecho humano esencial para poder ejercitar todos los demás derechos”

Manifiesto por el derecho a una educación pública, laica, gratuita y de calidad para todos y todas.

La educación pública, laica, gratuita y de calidad para todos y todas es un Derecho Humano fundamental que el Estado tiene que garantizar, estando obligado a respetarlo, protegerlo y aplicarlo sin discriminación.
El derecho humano a la educación ha sido ratificado por el Estado Español a través de numerosos instrumentos internacionales, tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948,  la Convención de los Derechos de  la Infancia de 1989 o la propia Constitución Española de 1978.
Pensamos que la educación es un derecho humano esencial para poder ejercitar todos los demás derechos. La educación promueve la libertad y la autonomía personal, generando importantes beneficios para el desarrollo personal y para el conjunto de la sociedad.
Debido a su condición de derecho humano fundamental, la educación no puede ser reducida a una mercancía ni a un negocio, ni orientada por intereses de mercado o de lucro, tampoco debe tener un mero carácter asistencial. Contemplar la educación como bien de consumo o como algo asistencial, atenta contra su carácter de bien público y colectivo.
Sin embargo, aunque el derecho a la educación aparece plenamente recogido en toda la legislación vigente, la Delegación Bahía de Cádiz de la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía quiere manifestar que existen muchas situaciones de vulneración de éste derecho fundamental. Millones de niños y adultos en el mundo siguen privados de oportunidades educativas, en muchos casos a causa de la pobreza.

Destacamos en nuestro entorno más cercano:

  • Importantes carencias en las oportunidades de acceso a la Educación Infantil, a pesar de ser esta la etapa más sensible. Creemos que el acceso universal a ésta etapa es una garantía de igualdad para el resto del sistema educativo. Sin embargo, la oferta de plazas públicas de 0 a 3 años es claramente insuficiente.
  • Las políticas de Educación Compensatoria no terminan de resolver el absentismo escolar o el abandono prematuro de los estudios. Los recortes y la falta de recursos en estos programas ha dado lugar a que existan importantes cifras de chicos y chicas que no terminan su escolarización básica, disminuyendo intensamente sus oportunidades de acceso al mundo laboral.
  • La crisis económica ha puesto en evidencia las dificultades que tienen muchas familias para equipar adecuadamente a sus hijos e hijas de material escolar y bibliográfico necesario para sus estudios. Además, hay muchas familias que viven en zonas alejadas de núcleo urbano y no disponen de transporte escolar adecuado a las actividades propuestas en el centro, esto provoca que la imposibilidad de participar en actividades fundamentalmente en horario de tarde puesto que no existe un servicio para esta franja horaria.
  • El mantenimiento de unos servicios de comedor escolar que garanticen una nutrición adecuada para niños y niñas en situación de riesgo nos parece una política social imprescindible. Tampoco nos parece justa la interrupción de éstos servicios en periodo vacacional.
  • Los alumnos y alumnas que presentan dificultades de aprendizaje deben poseer los recursos de apoyo necesarios para que puedan cursar las enseñanzas básicas con normalidad. No podemos admitir las políticas de recortes en monitores para la educación especial, ni la escasez tan acusada de educadores sociales en los centros educativos, siendo en el municipio chiclanero de una sola persona la que realizada esta labor para toda la localidad.
  • Los alumnos y alumnas migrantes que acceden al sistema educativo español deben tener una serie de apoyos lingüísticos que garanticen su buena integración. Desde hace años, nuestra organización viene cubriendo las carencias que el sistema educativo tiene en éste campo, y consideramos que deben ser los centros los que atiendan debidamente esta necesidad.
  • Los centros de Educación para las Personas Adultas necesitan ser potenciados, dotándoles de una organización y horarios más flexibles. El esfuerzo que la APDHA viene realizando con los talleres de castellano para personas migrantes debía ser atendido ya desde los propios centros de Adultos, adaptando el recurso a la necesidad y no al revés.
  • Denunciamos también las carencias en el sistema de Formación Profesional. No podemos entender cómo se reclama permanentemente en los medios de comunicación el fortalecimiento de éste sector para el desarrollo económico del Estado y que resulte tan complejo y difícil el acceso a los Ciclos Formativos. Sobre todo para el alumnado con más dificultades. Las notas de corte se han elevado de sobremanera a causa de la alta demanda y la poca oferta. La diversidad de Grados Profesionales ofertados en nuestra localidad es muy escasa, en contraste con las necesidades de profesionales formados en el territorio. Además las plazas de FP Básica con las que cuenta el municipio son solo 80, insuficientes a toda luz para atender las necesidades del alumnado que demanda esta opción curricular.
  • La Educación en valores debería estar incluida en el curriculum y ser un contenido imprescindible para la formación de todo el alumnado. Temas tales como la diversidad sexual, el rechazo al racismo y la xenofobia, la diversidad cultural, respeto y DDHH.., son imprescindibles para el desarrollo de una sociedad democrática y las personas que la conforman. Actualmente la APDHA desarrolla talleres en los IES aportando nuestra experiencia y contenidos en este ámbito. Percibimos grandes limitaciones en la estructura de las materias para incluir los contenidos mencionados y observamos con gran preocupación la poca información que el alumnado posee en estos ámbitos.
  • Denunciamos la política de becas y ayudas al estudio, claramente insuficiente.
  • Finalmente, exigimos que la Educación no sea una herramienta política y electoral permanente. Estamos cansados de tantos cambios en función de quién gobierne. El Pacto por una Educación Pública, Laica, Gratuita y de Calidad debe hacerse realidad ya.

Cádiz, 23 enero de 2015

 

Los comentarios están cerrados.