Apertura del Centro de día Fermín Salvoechea para Personas sin Hogar en Cádiz

La APDHA, junto con otros colectivos sociales, hemos asistido el día 4 de marzo, con enorme alegría y esperanza, a la apertura, por parte de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, del Centro de Día Fermín Salvochea para Personas Sin Hogar, cuya inauguración venía demorándose desde hace más de un año y que supondrá para ellas un lugar de acogida, descanso, relación y orientación, además de proporcionarles dispositivos de aseo y guarda de sus pertenencias.

El inicio de su andadura nos llena de esperanza porque parece formar parte de una nueva etapa que pretende la asistencia integral de estas personas olvidadas y, en muchos casos despreciadas por la sociedad que, sin embargo, tiene también responsabilidad sobre ellas, pues son muchos y diversos los factores que las han situado en ese terrible lugar y nuestro sistema social ensalza y mima al rico, pero se muestra implacable con el pobre facilitando y permitiendo su marginalidad.

Junto al Centro de Día también se pone en marcha el Equipo de Calle, imprescindible para acercarse con profesionalidad a las Personas sin hogar e iniciar un proceso individualizado de recuperación que pueda llevar a su reintegración social.

Estos dos elementos, junto con el Centro de Acogida Municipal, que da albergue nocturno a cierto número de Personas sin hogar, y sobre el que en, diversas ocasiones, hemos manifestado la necesidad de flexibilizar las normas, ampliar los horarios y mejorar su organización contando con la participación de los propios usuarios del centro, son tres puntales fundamentales, aunque insuficientes, de los que partir para mejorar su situación.

Y al frente de estos recursos, como coordinadora de los mismos, se ha designado a una persona que reúne cualidades muy valiosas para obtener el mejor rendimiento de ellos, Menchu Romero. Una persona con una larga y directa experiencia de trabajo con estas personas, con una gran sensibilidad hacia su situación y con una enorme energía, dedicación y entusiasmo en la búsqueda de soluciones para acabar con el sinhogarismo.

Tenemos que felicitar a los responsables de esta decisión, pues es indicativa de una clara apuesta por trabajar a fondo en la dirección correcta para salir de esta indigna realidad que como sociedad no deberíamos consentir.

Como decíamos al principio, desde la APDHA, vemos con enorme esperanza el camino que se abre y que confiamos siga avanzando a buen ritmo. No obstante, es mucho el trabajo a realizar y así se expone en el Plan de Inclusión Social para Personas Sin Hogar, aprobado en Pleno del Ayuntamiento en Junio de 2018, y cuyo cronograma está muy lejos de cumplirse.

En él se recogen las líneas de actuación fundamentales a desarrollar y que, de manera somera, recordamos:

  • Prevención del sinhogarismo (detección temprana y derivación a recursos de las personas en riesgo de exclusión social)
  • Acompañamiento en el acceso a prestaciones económicas y reconocimiento de los derechos de ciudadanía de las Personas sin hogar (DNI, Empadronamiento, Tarjeta Sanitaria, etc)
  • Programas específicos de Formación y Empleo para lograr su autonomía.
  • Alternativas de alojamiento (Centro de Acogida Municipal, Viviendas compartidas para 3 personas: 1 nueva cada año, Viviendas Housing First: 1 nueva cada año,)
  • Protocolo de la campaña de frio/calor, que establezca fechas fijas para su inicio con suficiente antelación.
  • Programas de Atención Socio-Sanitaria (Salud física y mental, sexualidad, adicciones, higiene personal)
  • Red de Recursos Sociales y Coordinación (Puerta única de entrada al sistema, coordinación entre administraciones y entidades, guía actualizada de recursos).
  • Programas de Sensibilización a la ciudadanía en general y a adolescentes
  • Programas de Formación a los profesionales y colectivos de diversos ámbitos que se relacionan con las Personas sin hogar.
  • Evaluación y retroalimentación periódica del Plan de Inclusión Social para Personas Sin Hogar, con comunicación de los resultados a la ciudadanía y a las entidades que trabajan con Personas Sin Hogar.

Por otro lado, queremos evidenciar un hecho que periódicamente se produce y es el desalojo de las personas sin hogar de los lugares que ocupan, generalmente movidos por la “mala imagen” que produce su presencia y más en una ciudad que abre sus puertas sin medida al turismo. Realizar estos desalojos sin facilitarles una alternativa de techo es deplorable y denota una gran insensibilidad y deshumanización de nuestra sociedad y por otra parte resulta inútil, puesto que, necesariamente, buscarán un nuevo lugar donde instalarse pues en algún sitio tienen que vivir.

A este respecto instamos al Ayuntamiento a que estudie la forma de proporcionarles, de entre los locales de que dispone, espacios para que, de manera transitoria, en tanto se desarrolla el Plan de Inclusión en su totalidad y se erradica esta lacra, puedan encontrar un resguardo mínimo y estable.

Queremos también manifestar que en la tarea de afrontar los retos pendientes contarán con todo el apoyo de la APDHA.


Cádiz 4 de marzo de 2020

No se admiten más comentarios