• 10 Diciembre ’20 #30Días30Derechos

En el Día del SIDA: Derecho a la Salud en las cárceles

Como cada año, la APDHA junto con ANYDES y ANDAD, nos hemos concentrado ante las cárceles de El Puerto, en la explanada de Puerto I y Puerto II, revindicando que la salud es un derecho humano del que no se puede privar a las personas presas. Previamente, una caravana de coches partió de la explanada de RENFE de El Puerto recorriendo los barrios populares para llegar luego al complejo penitenciario. Abajo el comunicado que se leyó en la Concentración.
Pueden verse unas fotos del acto en nuestra pagina de FB, pinchando aquí

Cartel SIDA PRUEBAPOR EL DERECHO A LA SALUD. COMUNICADO LEIDO ANTE LAS CÁRCELES DE EL PUERTO

Las personas privadas de libertad y que padecen el SIDA, tienen que pasar su enfermedad en uno de los ambientes más terribles para cualquier enfermedad: LA PRISIÓN
Porque en la Cárcel, además de no poder circular, que a eso le condenó el juzgado, le quitará injustamente muchos derechos que le afectarán a su salud.
Es la misma Administración, en este caso la Penitenciaria, la que impide que, entre otras cosas, se le suministre atención sanitaria en condiciones igualitarias al resto de la población, como establece la Ley y el Reglamento penitenciario (artículo 208.1).
Y ello, en gran medida porque se sigue incumpliendo la ley que establecía la trasferencia de los profesionales médicos a las comunidades autónomas, en este caso a la Junta de Andalucía. Por ello, al depender de Instituciones Penitenciarias, la mayoría de las veces priman los aspectos de seguridad sobre los de la salud de los presos
De esta forma a los presos se les impide pasar los últimos momentos con sus familiares más cercanos cuando la enfermedad avance
También se les impide que puedan obtener el reconocimiento de discapacidad en igualdad de condiciones que las personas en libertad.
La Administración penitenciaria señala ahora que el éxito de caer el VIH en prisión del 40% al 11% en los últimos años ha sido gracias a una buena gestión. Ponemos en duda dicha afirmación, pues uno de las principales medidas que ha provocado esta reducción -el intercambio de jeringuillas- no fue una decisión voluntaria, sino fue impuesta por los juzgados de vigilancia a instancia de quejas de los presos.
No podemos olvidaR que entre 2009 y 2013 fallecieron por VIH en prisión 57 personas. En 2013 murieron cinco por esta causa, uno de ellos en Morón.
De los 162 fallecimientos por distintas causas en las prisiones, 50 sucedieron en Andalucía.
La desigualdad de los enfermos de sida y en general de las personas discapacitadas en prisión ha quedado patente con el dictamen del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas del 27 de noviembre. Este Comité de la ONU ha admitido demanda presentada por la APDHA.
OLYMPUS DIGITAL CAMERAFue el Tribunal Supremo el que en el año 2010 dictaminó que era legal que una persona que cobraba una pensión no contributiva, se le descontara el coste de la manutención en la prisión. El reaccionario Tribunal Constitucional respaldó al Supremo, porque entendía que pese a descontarse de su prestación la comida, ello no significa cobrar por la comida. Afirmación extraña a cualquier lógica jurídica o humana, en que las cosas son lo que son.
Esta sentencia tampoco atendió al criterio de la desigualdad de que un preso sin recursos económicos y enfermo, con minusvalía superior al 65%, pague por su comida en prisión y no lo hagan los presos con alta capacidad económica
Debe decirse que en Andalucía no se cobra la comida a los presos enfermos
Por todo ello hemos recurrido a la ONU que ha admitido a trámite nuestra demanda
Las personas presas son los grandes olvidados de la sociedad. Tras las rejas de la prisión, los derechos humanos son los grandes ausentes.
Pero lo presos sobre todo son olvidados por un sistema y un gobierno que ya hace agua por todos lados. Queremos cambiar las cosas, queremos una sociedad más justa, queremos otro modelo
Pero queremos que al cambiar las cosas no se nos olviden los derechos de las personas presas. Por eso venimos un año y otro año y otro aquí a esta explanada desierta que tanto dolor ha visto parar por aquí.
QUEREMOS UNA SOCIEDAD MAS JUSTA
QUEREMOS DIGNIDAD Y DERECHOS PARA LAS PEROSNAS PRESAS

Los comentarios están cerrados.