INSEROM, un proyecto por los derechos de las personas rom

Una reseña de Cristina Serván (1) sobre el Seminario INSEROM (2), celebrado en Bruselas los días 23 y 24 de junio. Hemos regresado de Bruselas tras la Conferencia Pública del Proyecto Inserom y el último seminario interno entre los socios del proyecto.
Ha sido muy positivo comprobar cómo las distintas instituciones y actores europeos (OHCHR, ERIO, FRAInseromNET, EESC….) manifiestan un alto interés y preocupación por la situación de la población Gitana en su odisea para acceder a los derechos fundamentales y luchar contra la discriminación.
España es ejemplo de buenas prácticas y políticas positivas en materia de inclusión de la población Gitana, pero nuestro objetivo ha sido más bien elevar al marco europeo la realidad cotidiana con la que se enfrenta la población Gitana en situación más desfavorecida, que ve incrementada su vulnerabilidad debido a la “crisis” económica actual y la desafortunada gestión que el gobierno está haciendo de esta.
Les hemos contado a nuestros colegas europeos como las altas tasas de desempleo (asombrosamente elevadas al comprarlas con la media de Europa), son más intensas cuando nos referimos a la población Gitana, más aún cuando ésta es también inmigrante. Las políticas desarrolladas durante décadas en nuestro país, no han logrado establecer una posición común en la que las personas Gitanas que intentan acceder a un empleo no sufran de los prejuicios procedentes de las empresas y las personas empleadoras.
Además, en materia de vivienda, no se ha logrado evitar la segregación y concentración residencial por motivos económicos y étnicos. Y persiste la resistencia de los propietarios y propietarias de viviendas a alquilar a personas de etnia Gitana.
El impacto de los medios de comunicación en el aumento de los prejuicios y estereotipos, que a través de producciones televisivas morbosas y extremas pretenden obtener altos índices de audiencia (nos referimos al desafortunado programa Palabra de Gitano), ha causado gran malestar en una comunidad que es amplia, diversa, compleja y con singularidades específicas en cada individuo. Exactamente igual que cualquier cultura, y en este caso, el pueblo Gitano no atiende a perfiles predeterminados, como tampoco lo hacen las personas “payas”.OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pero no podíamos quedarnos ahí, también hemos querido poner en valor los trabajos de diversas asociaciones que abordan las necesidades de las personas Gitanas desde distintos frentes y con enfoques transversales en los que se tienen en cuenta las necesidades y dificultades con las que muchas personas se enfrentan a diario. Para la APDHA fue un placer poder compartir experiencias de intervención destacadas como las realizadas por la asociación Grupo Boom, cuya acción se centra en la Barriada Las Vegas en las Tres mil Viviendas de Sevilla. También relatamos las experiencias más relevantes de FSG, que con presencia en todo el territorio nacional, ha conseguido abordar las necesidades específicas de la población Gitana, pero implicando también a la población no Gitana en sus programas.
La sensación que nos traemos las personas de la APDHA allí asistentes tiene doble lectura. Por un lado, nos provoca grandes esperanzas sentir el interés de las instituciones europeas por la realidad cotidiana de una Comunidad que viene padeciendo unos altos índices de discriminación durante demasiado tiempo y que ahora se ve incrementada a través de los discursos políticos de los partidos de extrema derecha, y por otra parte no queremos que las palabras e intenciones se queden en la esfera diplomática, en los indicadores y herramientas abstractas que poco tienen que ver con la realidad de campo de las familias.
Nos hubiera gustado contar con la presencia de más personas Gitanas en los debates y reuniones, pero quizás en Europa a veces se equivocan cuando esperan ser visitados. Un paso transformador sería posiblemente, organizar estas actividades en los espacios en los que las personas Gitanas se relacionan, gestionan sus necesidades y deciden como abordarlas. Poco importa si es un asentamiento, el salón de una asociación de vecinos o las oficinas de cualquier asociación Gitana. Lo importante es que abandonemos la abstracción de los Tratados y Normas Europeas y nos concentremos en la realidad de las personas.
Cristina Serván, Cádiz 27 junio 2014

(1) Cristina Serván pertenece a la APDHA en Cádiz, es miembro de la Junta Directiva y coordina el proyecto INSEROM por la APDHA
(2) http://www.inserom.eu/, https://www.facebook.com/inserom, https://plus.google.com/+InseromEu/posts, https://twitter.com/InseromProject

Los comentarios están cerrados.