• Síguenos en Redes Sociales

Invertir en Derechos Humanos

Intervención de Lola Sanisidro -de la APDHA -en el acto de presentación de la Agenda Latinoamericana organizado por el Comité Oscar Romero.
Un saludo a los buenos amigos y amigas de los Comités Oscar Romero y también un saludo fraternal a todas las personas que pusieron esta fecha en su agenda personal y acudieron a la cita con esta otra agenda colectiva, común y solidaria: la Agenda Latinoamericana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUna cita y una agenda que nos permiten acercarnos a un espacio de creación colectiva, que es transversal en el tiempo y en el espacio.
Porque nos conecta con quienes hicieron antes y nos recuerda que no estamos solos porque en otros lugares del mundo, hombres y mujeres trabajan, luchan, esperan y sueñan.
Mujeres y hombres que ponen fecha a sus sueños, ponen fecha a la acción, la resistencia y la lucha necesaria para que los sueños se cumplan.
Al fin y al cabo, en eso consiste una agenda; en poner fecha a lo que hay que hacer, que es como ponerle pies a la esperanza para que no se aburra en el rincón de los objetos perdidos.
Se me ha pedido que hable de inmigración desde la mirada de los derechos humanos, desde la necesidad social de invertir en derechos humanos.
Me da cierto pudor pensar que puedo explicar algo que no sepan ya quienes están aquí formando parte de este acto. Me encuentro ante un conjunto de personas informadas, muy formadas y con un elevado nivel de conciencia colectiva y capacidad de entrega.
Así que más que un discurso considero que esto es un breve relato de las causas que nos mueven y de cómo abordamos las tareas en el día a día, de cómo nuestra asociación invierte en derechos humanos.
Invertir es un término que contiene varias acepciones, me quedaré con dos de ellas.
Invertir es cambiar el paso, cambiar el sentido de la marcha. Este significado nos sirve porque estaremos de acuerdo en que hay que cambiar el sentido de la marcha de los gobernantes que nos está llevando un destino delirante de atropello a los derechos de las personas. Parece claro que tenemos que invertir el sentido para poder avanzar en el sentido de los derechos humanos.
Invertir es, también, algo que se aporta para que algo crezca y de frutos, esto es invertir con el significado de sembrar.
AgendaPues bien, con estos dos significados, en la APDHA invertimos nuestro tiempo y construimos nuestra agenda de trabajo.
Hablar de inmigración, hablar de la agenda terrible de la inmigración es hablar de las travesías del desierto, de los pasos perdidos entre las fronteras y de los pies heridos; de los mares y de las cuchillas; de los papeles que ahogan y del filo cortante de los documentos denegados; de cómo los campos de golf se pavonean insolentes frente a las vallas de las fronteras afiladas; de cómo el miedo nos hizo perder tiempo de humanidad en la playa de Maspalomas.
¡Advertencia! No consintamos que el miedo nos transforme; Incluir en nuestra agenda que tenemos que combatir el miedo.
¿Y cuál es la agenda de la APDHA en inmigración? ¿Qué es lo que tenemos que hacer y lo que hacemos?
Este año la agenda del sufrimiento tuvo un hito de comienzo vergonzoso en el mes de febrero. El día 6 de febrero 15 personas murieron en la frontera de Ceuta. (No eran peces, ni algas, ni restos de un naufragio… personas)
No voy a hacer el relato de lo que todos conocemos.
Aquí, la agenda marca la verificación de los hechos, la denuncia que de la violación flagrante del más elemental de los derechos. Aquí se trata desmontar las mentiras oficiales para reconocer el derecho de las victimas a ser consideradas victimas… Así que denunciamos…
Analizamos las leyes y estudiamos: También este año hemos podido ver como se juega al escondite con las leyes. Y cómo se modifica la ley de extranjería, introduciendo sesgadamente y por la puerta falsa las expulsiones en caliente. Esta práctica consiste en expulsar inmediatamente hacía Marruecos los inmigrantes que han conseguido a cruzar las vallas de Ceuta y Melilla y que introduce el extravagante concepto de la frontera móvil a voluntad de quien manda.
Nos esforzamos por conocer la realidad, el origen y las causas de la inmigración al otro lado de la frontera. Trabajo con las mujeres subsaharianas en Marruecos. La situación de las mujeres porteadoras en la frontera de Ceuta…
Acompañamos y prestamos soporte legal a las personas inmigrantes en la tramitación de documentación. Puede que esta actividad no nos parezca muy heroica pero aquí la aventura y el heroísmo lo ponen las personas a quienes tratamos de ayudar.
Frente al desconocimiento y miedo, difundimos la riqueza social que aporta la diversidad a través de talleres para construir un nosotros plural y acogedor.
Seguimos con atención los movimientos y maniobras de las potencias para el blindaje de las fronteras.
Nos esforzamos en que las tragedias no caigan en el olvido, que cada persona cuente, que cada muerte quede en la memoria del “debe” en la contabilidad ética de la humanidad.
Es un trabajo modesto y de hormiguitas, si se quiere, pero constante y riguroso, de tal manera que hoy, el informe de Derechos Humanos Frontera Sur, es una referencia para los medios de comunicación y para quienes, con buena voluntad, desean conocer, difundir y hacer su aportación a esta tarea.
Eso, y el día a día de la solidaridad, las cárceles, los CIEs, las mujeres que ejercen la prostitución, los desahuciados…
Los pobres de la tierra que, cuando se ponen en marcha se convierten en la sal de la tierra. Estar de su parte… JUNTO A VOSOTRAS Y A VOSOTROS esa es nuestra modesta inversión y nuestra agenda.

Los comentarios están cerrados.