• Síguenos en Redes Sociales

Basta de cinismo criminal en la Unión Europea

Comunicado de la APDHA en la concentración solidaria desarrollada esta tarde en la Plaza de San Juan de Dios de Cádiz

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
400 desaparecidos en un naufragio hace una semana.

700 desaparecidos en otro naufragio a 60 millas de las costas de Libia este fin de amena

Al menos 1.650 personas han perdido la vida en lo que va de año intentando llegar a Italia, casi 100 veces más que el año pasado en el mismo período

Y más de 13.000 personas han sido rescatadas en los últimos diez días

En respuesta a este drama, que está convirtiendo el Mediterráneo en una auténtica Fosa Común, ¿qué dice o que hace la Unión Europea?

La Comisión Europea reaccionó anunciando una de esas reuniones de urgencia que no sirven para nada y la aprobación de un nuevo “programa europeo sobre la migración”.

Un nuevo programa que será más de lo mismo, más lucha contra la inmigración ilegal, para evitar como sea que los que huyen de la guerra y del hambre lleguen a Europa

Mientras tanto la operación Tritón coordinada por Frontex ha sido prorrogada durante todo el año 2015.

¿Qué es la operación Tritón? Pues una operación que se puso en marcha en noviembre de 2014 con el objetivo de controlar e impedir la llegada de inmigrantes. Esta operación no puede ni socorrer ni salvar a inmigrantes. De hecho sustituyó y canceló a otra operación anterior desarrollada sólo por Italia, la operación Mare Nostrum que tenía por objetivo socorrer y auxiliar a los inmigrantes en el mar, desarrollando durante 2013 y 2014, hasta ser sustituida por Tritón una importante labor de salvamento.

“Ya no valen las palabras, hay que actuar”, ha dicho el Sr. Rajoy…. Con todo el cinismo del mundo, porque hace sólo un mes el gobierno español se opuso a que la UE lanzase una operación de Salvamento, ante “el riesgo” de un “efecto llamada”.

El siniestro y fervoroso Fernández Díaz (el ministro de la Ley Mordaza, de las concertinas y de las devoluciones en caliente) declaró en marzo: “Frontex es una agencia que tiene por misión la seguridad en las fronteras y no puede convertirse en una agencia de salvamento y rescate, pues provocaría un efecto llamada”.

Nuestro ministro y la Unión Europea podrían decirlo más alto pero no más claro: han condenado a muerte a los eritreos, a los sudaneses, o a los sirios que buscan salvar su libertad y su vida tratando de llegar a las costas europeas.

Nosotros también podríamos decirlo más alto pero no más claro: Son ellos los responsables de esta masacre.

Los hombres de negro que gobiernan en Europa nos dicen que tenemos que proteger nuestras fronteras, que los ciudadanos europeos necesitan seguridad. Pero los europeos no necesitan esa protección. Como sabemos, a pesar de lo mal que estamos pasándolo en países como España, los ciudadanos europeos no son arrastrados a la muerte, no viven en países en guerra, no debe salir de su casa, pueblo, aldea, abandonar su familia huyendo del horror para tratar de sobrevivir ¡Estos exiliados, sí la necesitan! La protección es necesaria, pero para los que huyen del hambre y la guerra…

Nosotros, ciudadanos europeos, sentimos vergüenza y una enorme indignación.

Estamos indignados porque, año tras año, reiteramos que así no se puede tratar el tema de la inmigración. Ni más barreras, ni más alambradas, ni más concertinas, patrulleras o drones, ni más operaciones de Frontex, van a impedir que la gente tenga que huir, no van a impedir su loco deseo de vivir… al contrario aumenta los beneficios de las mafias.

Estamos sublevados porque, año tras año, vemos como los Estados miembros de la UE –que son los campeones de la libertad de circulación para las mercancías y los capitales– construyen más muros, hacen de Europa una fortaleza, con la falsa excusa de la seguridad en sus fronteras.

Estamos encolerizados porque contamos el dinero gastado para esta militarización lamentable, para esa guerra contra los inmigrantes. Más de un centenar de millones de euros anuales que podían dedicarse al presupuesto para la acogida y protección de los que huyen… Y cada nueva tragedia en el mar, aumenta la factura en una carrera hacia una ilusoria seguridad europea.

Estamos enfurecidos porque nos avergonzamos de que los migrantes se asusten cuando ven acercarse los barcos de las fuerzas marítimas europeas y tratan de escapar saltando al mar.

¡Y NO QUEREMOS AVERGONZARNOS DE SER EUROPEOS!

BASTA YA, NO QUEREMOS QUE EL MEDITERRÁNEO SEA UNA FOSA COMÚN

Rechazamos que, ante la urgencia vital de miles de personas, la única respuesta sea aumentar las barreras opuestas a la migración, incluidos los acuerdos de expulsión, readmisión y externalización con los países vecinos. Consideramos indigno que la UE cargue sobre los países vecinos los refugiados que no quiere acoger.

En otras palabras, les pedimos a nuestros gobernantes, que dejen de lamentarse hipócritamente de las tragedias en el mar, al tiempo que se niegan a aplicar una política de acogida de refugiados e inmigrantes digna de la Unión Europea.

Existen las soluciones y los medios para garantizar el acceso seguro de los migrantes y refugiados a la UE. La UE puede y debe aplicarlas. ¡YA! Para que no sigamos encontrando cadáveres en el mar

– Queremos una operación urgente, de emergencia, para el salvamento y socorro de ayuda a los inmigrantes. A eso debía de dedicarse Frontex, pero si no puede o no quiere, que desaparezca Frontex y que sus fondos vayan destinados a operaciones de ayuda y socorro y de acogida

– Queremos que el acceso a la UE, tanto marítimo como terrestre, sea seguro. Queremos que pongan Ferrys para poder llegar a la Unión Europea con seguridad, sin naufragios ni miles de muertos

– Queremos una reconsideración total de las políticas migratorias de la Unión Europea y de España, para permitir la posibilidad de inmigración legal desde el continente africano. Queremos una Unión acogedora

– Queremos una profunda revisión de la política de visados, para que se pueda acceder a conseguir un visado humanitario o de asilo en cualquier oficina consular de cualquier país de la UE en las zonas de conflicto.

– Queremos que permitan la reagrupación familiar, para que una persona no tenga que saltar la valla o subirse a una lancha de juguete para reunirse con su familia.

– Todo ello desde un principio irrenunciable: las fronteras no deben ser zonas de impunidad. En las fronteras también deben respetarse los derechos humanos. Eso no es negociable.

Si se llevaran a cabo estas medidas iniciales para “una Unión Europea abierta y segura, totalmente comprometida con las obligaciones de la Convención de Ginebra sobre los Refugiados y otros instrumentos pertinentes de derechos humanos, y capaz de responder a las necesidades humanitarias sobre la base de la solidaridad “, entonces quizás, volveríamos a estar orgullosos de pertenecer a Europa.

NO MAS MUERTES EN EL MAR

POR UN MEDITERRANEO SOLIDARIO

POR UNA EUROPA ABIERTA Y SEGURA

Ver fotos de la concentración: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.825591370823252.1073742075.116831095032620&type=1

Los comentarios están cerrados.