Concentración contra la droga y el abandono institucional | El Puerto de Santa María

Esta mañana nos hemos concentrado contra la droga y el abandono institucional en El Puerto de Santa María. Ayer apareció en este lugar el cuerpo de Selu, un chico de 22 años. Tras la lectura del manifiesto guardamos un minuto de silencio en su memoria.

MANIFIESTO:

Gracias en nombre de la asociación Anydes, de la asociación ANDAD, Madres Unidas contra las drogodependencias, el Colectivo de los invisibles del Puerto, Calor en la Noche y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía por haber acudido a esta concentración.

Hoy nos concentramos aquí para mostrar nuestra conmoción y dolor por la perdida de la vida de un chico de 22 años que dormía en este aparcamiento. Los colectivos presentes queremos manifestar además nuestra preocupación porque supuestamente la causa del fallecimiento ha sido una sobredosis, hecho que no es nuevo, pues las drogas han golpeado duramente a miles de personas y familias que durante muchos años han visto como existía una intención de trabajar para la prevención y atención desde las administraciones públicas.

Por desgracia parece que esta labor se ha ido recortando cada vez más, pero eso no significa que las drogas hayan desaparecido ni de las casas, ni de la vida de muchas personas. La vuelta entre comillas no es una cuestión individual sino que responde a un drama social, y actualmente en un contexto de empobrecimiento, de incertidumbre y que se ha acrecentado con la COVID.

Los colectivos aquí presentes queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía para que no caiga en el olvido este drama de miles de familias, y en especial a la administración para que apueste por establecer un trabajo conjunto con las entidades especializadas, con la sociedad en general y que atienda con garantías y dignamente desde lo público a las personas afectadas en particular.

Para finalizar, queremos recordar que el trabajo que hacen las entidades sociales de concienciación, sensibilización, prevención y acompañamiento es fundamental, así como lo fue en los años 90. No queremos que este trabajo caiga en el olvido, así como no queremos volver a ser testigos de nuevo, porque está pasando, de como se le arrebata la vida a la juventud.

Los comentarios están cerrados.